LOS PARTIDOS SIGUEN SIN ENTENDERSE

Castilla-La Mancha busca una postura común en defensa del agua entre una lluvia de reproches

El diputado socialista Fernando Mora El diputado socialista Fernando Mora

El nuevo Gobierno en España se declara ecologista y en los próximos meses tendrá que traducir a efectos prácticos las sentencias del Tribunal Supremo que instan a aumentar los caudales del río Tajo, lo que puede suponer restricciones al funcionamiento del trasvase al Segura. En un momento crucial para el futuro de la infraestructura, Castilla-La Mancha sigue sin encontrar una postura común en defensa de su agua, aunque el próximo día 31 arranca una Mesa creada para ello. A día de hoy, las posturas de los distintos partidos es muy distante, como pudo comprobarse este martes con varias ruedas de prensa cargadas de reproches.

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes regionales, Fernando Mora, ha recriminado al PP de Castilla-La Mancha que siga sin aclarar qué votarán sus diputados nacionales en el Congreso a la Proposición No de Ley (PNL) que ha registrado Vox sobre los trasvases, tratando de blindar el funcionamiento del canal Tajo-Segura.

A los socialistas, según ha dicho, les gustaría que el presidente del PP, Pablo Casado, manifestase su interés nacional por Castilla-La Mancha, cuando habla de agua, igual que lo hace con Murcia, ya que el agua del trasvase procede de la región castellano-manchega.

A Mora también le gustaría que Casado visitara el rió Tajo a su paso por Toledo y Talavera de la Reina y viese en que situación se encuentra su agua.

Según ha defendido, el Gobierno de Castilla-La Mancha está firmemente decidido en defender que se respete la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a mejorar los caudales ecológicos del Tajo así como la directiva marco europea.

Finalmente, ha lamentado que el PP se salga siempre "por la tangente" cuando habla de agua, al tiempo que ha pedido a su jefe de filas, Paco Núñez, un pronunciamiento explícito en favor y en defensa de las aguas del Tajo en todo su territorio.

De su lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Lola Merino, ha mostrado su preocupación por el hecho de que la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmara que el trasvase Tajo-Segura se trata de una infraestructura hídrica "estratégica" y que no se planteaba suprimirla, por lo que ha pedido a García-Page que explique qué es lo que va a pasar con el agua en Castilla-La Mancha y qué posición va a tener el Gobierno regional ante el Gobierno de Sánchez.

Dicho esto, ha apuntado que el PP va a trabajar para que el agua sea un elemento de creación de riqueza y fijación de población, y no como elemento de enfrentamiento político.

Ciudadanos critica el "postureo"

El presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ha criticado la política de "postureo" de PP y PSOE en materia de agua en Castilla-La Mancha, al tiempo que ha reivindicado un Pacto Nacional por el agua e inversiones en infraestructuras hídricas.

Ha sido en rueda de prensa en las Cortes donde Ruiz ha lamentado que el PP ahora se "rasgue las vestiduras" cuando en época de María Dolores de Cospedal "callaba". Ha pedido a los 'populares' "coherencia" y dice que verles defender el agua "es algo extraño".

Ha cargado también contra "la política de titulares vacíos y la política de cara a la galería", algo que, según ha argumentado, solo sirve para engañar a la ciudadanía y arañar algún que otro voto. Asimismo, ha dicho que al PP y PSOE les importa "un comino" los problemas hidráulicos de la región porque no han hecho nada para evitarlos.

Así, ha vuelto a criticar que el Gobierno regional haya bajado la partida de infraestructuras hidráulicas en los presupuestos, algo que ya advirtió en su momento, al tiempo que ha reclamado más vigilancia de los acuíferos así como "salir del bucle de trasvase sí, trasvase no". "Si quieren hacer algo por el agua, que cambien la legislación", ha solicitado a los dirigentes socialistas.

IU no ha recibido invitación

Por su parte, el coordinador de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha desvelado que su formación política no ha recibido todavía la convocatoria para la Mesa Regional del Agua, que echará a andar el próximo 31 de enero, si bien ha confiado en que el Ejecutivo autonómico le invite, pues "no tendría sentido dejar fuera a un partido con representación en ayuntamientos, diputaciones y, desde este lunes, en el Gobierno central".

Así se ha pronunciado Crespo este martes en una rueda de prensa en la que ha criticado que IU se haya enterado por los medios de comunicación de la convocatoria de esta Mesa, que pretende fijar una posición común en materia hídrica en el conjunto de la región.

Ha proseguido que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, no mencionó a los agentes medioambientales y organizaciones ecologistas durante la enumeración de los colectivos llamados a participar en dicho espacio.

Asimismo, se ha mostrado confiado en que la Junta de Comunidades invite a la formación de izquierdas, dado que "no se entendería que intenten dejar fuera a un partido con representación en ayuntamientos, diputaciones y, desde este lunes, en el Gobierno de España".

Del mismo modo, ha sostenido que el Gobierno castellano-manchego no debe buscar la unanimidad "eludiendo a agentes como Izquierda Unida por tener una postura discordante con respecto a la suya".

Compartir
Update CMP