BAJA LABORAL

Una importante sentencia judicial protege del COVID a las sanitarias del Sescam embarazadas

El sindicato de médicos SIMAP-CLM ha conseguido que un juzgado de lo social declare la suspensión inmediata del contrato de trabajo, con prestación económica de contingencia profesional con cargo a una mutua laboral, de una doctora en situación de riesgo para su embarazo como consecuencia, principalmente, a la exposición al COVID-19.

El auto judicial de medidas cautelares, según una nota de prensa difundida por el sindicato, accede a la petición de la trabajadora, embarazada de 16 semanas, y considera que "concurren los requisitos de buen derecho y peligro de demora para declarar la suspensión de su contrato con carácter inmediato por el peligro que para su hijo no nacido y su propia salud (expuesta a los riesgos del puesto de trabajo, entre ellos el Sars-COV-2) supondría esperar a la semana 24 de embarazo, que es la fecha en que la Mutua Solimat, siguiendo las recomendaciones genéricas de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), pretendía declarar la suspensión de su contrato con prestación económica por contingencia profesional".

Así, la juez del juzgado de lo social nº 2 de Toledo estima la solicitud de la médico embarazada, representada por el asesor jurídico del sindicato de médicos SIMAP-CLM, y declara la "suspensión del contrato de trabajo con carácter inmediato y con derecho a la percepción de la prestación correspondiente", en contra del criterio seguido hasta la fecha por la mutua.

Según el sindicato, "de este novedoso fallo judicial se podrán beneficiar numerosas de trabajadoras del Sescam y de otros ámbitos de la administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que se encuentren en una situación similar".

Compartir