19 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA CAUSA, LA PRECARIEDAD LABORAL

La dura razón por la que miles de castellano-manchegas no pueden ser madres

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

El dato es abrumador. Un total de 78.186 mujeres de Castilla-La Mancha han tenido menos hijos de los deseados por razones económicas o por razones laborales de conciliación. Así lo reflejan las conclusiones de la Encuesta de Fertilidad publicada recientemente por el INE, que detalla que, de esta cifra, 19.561 ni siquiera fueron madres debido a la precariedad.

Según destaca este lunes CCOO de Castilla-La Mancha en un comunicado, según dicha encuesta, otras 20.063 mujeres han tenido menos de los deseados debido a razones económicas y, por razones de conciliación, 21.274 no los han tenido y 17.288 menos de los deseados. Además, la encuesta refleja que a medida que aumenta el nivel educativo se retrasa la maternidad y que las mujeres que trabajan tienen menos hijos. 

Por otro lado, las mujeres extranjeras tienen más hijos que las castellano-manchegas, cuya tasa de fecundidad es de 1,31 hijos por mujer, frente al 1,15, respectivamente. También las mujeres que viven en el mundo rural tienen más hijos que las mujeres del ámbito urbano con una tasa del 1,21 frente a un 1,03 respectivamente.

La clave está en el empleo

Según la secretaria regional de Mujeres e Igualdad de CCOO, Rosario Martínez, "sin un empleo o con uno en condiciones altamente precarias o con serias dificultades para poder conciliar vida laboral, familiar y personal difícilmente las mujeres pueden plantearse la posibilidad de tener un proyecto de vida y ser madres".

En este sentido, el sindicato exige "un empleo digno para las mujeres, estable, con derechos y en igualdad de condiciones al de los varones" y reclama que, desde las empresas y las administraciones se fomente a través de la negociación colectiva y el diálogo social con los sindicatos una verdadera conciliación de la vida laboral, familiar y personas, con medidas, entre otras, como la racionalización de los horarios, para hacer un mejor uso del tiempo.

COMPARTIR: