OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Desmantelada una red de cultivo y venta de drogas en Albacete y Alicante: hay 13 detenidos

Efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA), pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Albacete, en el marco de la operación 'Xita', llevada cabo en las provincias de Albacete y Alicante, han detenido a 13 personas de entre 25 y 41 años de edad, de nacionalidades española y colombiana, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de drogas, y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Alguno de los detenidos ya contaba con antecedentes anteriores por hechos de similares características a los investigados, según ha informado el Instituto Armado en nota de prensa.

A mediados del año 2019, y gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil tuvo conocimiento de unas informaciones sobre una persona, afincada en la localidad albaceteña de Chinchilla de Montearagón, que podría estar dedicándose a la venta de diferentes sustancias estupefacientes, tanto en su localidad de residencia como en otras limítrofes.

Desde el inicio de las investigaciones se pudo comprobar cómo esta persona, reincidente en delitos contra el tráfico de drogas, mantenía gran cautela en sus movimientos personales y en los desplazamientos que realizaba con diversos vehículos.

A lo largo de los meses que se ha durado la investigación policial, la Guardia Civil pudo descubrir el alto nivel de profesionalidad de los miembros de la organización delictiva, contando cada uno de ellos con diferentes roles perfectamente establecidos, dividiéndose las tareas de cultivo, abastecimiento, dosificación y distribución de la droga.

En los distintos dispositivos de seguimiento y control de los integrantes de la red criminal se pudo constatar cómo el proveedor de las drogas residía en la localidad alicantina de Elda, contando este con diferentes infraestructuras en varias localidades alicantinas para el cultivo, guarda y distribución de la droga, utilizando para estos cometidos a varios colaboradores.

Durante la explotación de la operación 'Xita', desarrollada en varias fases, se realizaron cinco registros en las localidades alicantinas de Elda, Petrer y Sax, donde se intervinieron 245 gramos de cocaína, de gran pureza, 4.950 gramos de hachís, 2.725 kilos de marihuana, 251 plantas de marihuana que arrojaron un peso de 265 kilos y 204 pastillas de metanfetaminas.

También se hallaron 9.200 euros en efectivo supuestamente de la venta de droga, 1 revolver detonador con munición de fogueo de calibre 9 milímetros, 1 carabina de aire comprimido, 4 armas blancas y 1 defensa extensible, 3 turismos y 1 patín eléctrico utilizados en la venta y transporte de la droga y diverso material audiovisual, informático y de telefonía móvil.

Los inmuebles donde se realizaron los registros disponían de fuertes medidas de seguridad como puertas acorazadas, medidas de retardo para el acceso y cámaras de videovigilancia, controlando de esta forma el acceso a las viviendas y calles colindantes.

Plantación indoor

En uno de estos registros se consiguió desmantelar una plantación indoor de cannabis sativa, compuesta por 251 plantas, que arrojaron un peso de 265 kilos, contando la misma con sistemas de riego, ventilación, iluminación, así como con controles permanentes de temperatura y humedad.

Aparte de las plantas de marihuana se intervinieron todos los elementos que formaban parte de la plantación como, cuadros y transformadores eléctricos, lámparas de iluminación, aparatos de aire acondicionado, higometros, extractores de aire y filtros de carbono.

Esta plantación se alimentaba gracias a un 'enganche' ilegal del suministro eléctrico, para de este modo abastecer la gran demanda eléctrica que suponía tener la plantación a máximo rendimiento. El informe realizado por la compañía eléctrica estimó que la energía defraudada superaba los 11.000 euros.

Del estupefaciente incautado se habrían obtenido 173.000 dosis, cuya introducción en el mercado ilícito se ha evitado con esta actuación de la Benemérita, quedando desmantelados 8 puntos de cultivo, distribución y venta de drogas, tanto en la provincia de Albacete como en la de Alicante.

Durante la fase final de la explotación, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) contó con el apoyo de efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) y de los Servicios Cinológicos de las Comandancias de la Guardia Civil de Albacete y Alicante, con sus canes adiestrados en la detección de sustancias estupefacientes.

Las diligencias policiales han sido entregadas, junto con los detenidos, en el Juzgado de Instrucción número Uno de Albacete, que ha centralizado la causa.

Compartir