LOS PARTIDOS TRADICIONALES COMPARTEN DISCURSO

PP y PSOE tratan de acaparar el centro político en Castilla-La Mancha de cara a las elecciones de mayo

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha
Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha

Los resultados de las elecciones andaluzas han provocado movimientos políticos en toda España. El PSOE andaluz ha perdido 14 escaños (y probablemente el Gobierno) y el PP se ha dejado 7 por el camino, aunque se ve con opciones de hacerse con la Junta. Mientras, Ciudadanos ha crecido hasta los 21 escaños y el partido españolista y ultra conservador Vox ha entrado en el Parlamento por primera vez con 12 escaños, un resultado que nadie esperaba. Aquí, en Castilla-La Mancha, socialistas y 'populares' ya piensan en mayo de 2019, fecha de las próximas elecciones autonómicas, y ambos quieren pescar en el mismo caladero de votos: el centro político. Para ello, ambos están tratando de escorar a su contrario hacia los extremos y, curiosamente, están compartiendo un discurso muy parecido durante los actos de celebración del 40 aniversario de la Constitución.

Este martes, el Partido Popular de Castilla-La Mancha ha organizado un acto que, bajo el nombre 'Celebrando los 40 años de la Constitución', ha querido poner en valor el papel de la Carta Magna y su protagonismo en la Transición, cita en la que, en boca de su líder, Paco Núñez, ha acusado al PSOE de "dar alas a quien quiere romper el Régimen del 78".

Durante su intervención, ha rechazado a aquellos que "se sujetan a un sillón" de Gobierno "a costa del sillón de todos los demás", razón por la cual ha comprometido su trabajo para que "todos puedan elegir la silla donde sentarse".

"No quiero dar alas a aquellos que quieren romper la Constitución para imponer otro régimen. Es peligroso que gente se permita el lujo de gobernar a pesar de los votos de esta gente que puede romper España", ha insistido.

Tras recalcar que "algunos" --en referencia a Podemos-- "quieren borrar la página de la Constitución de la historia", el PP va a seguir "reivindicando" el papel de un texto que "da a todos la libertad de elegir su camino".

El líder del partido regional ha apuntado que hablar de Constitución y de autonomía es "hablar de derechos y de libertades", avisando que se echan de menos las cosas cuando se pierden. "Y no quiero echar de menos un régimen de libertad. Estoy dispuesto a luchar por el régimen Constitucional".

Para finalizar el acto, igual que hizo cuando tomó posesión como presidente del PP regional, ha pedido al auditorio ponerse en pie para escuchar el himno nacional.

Tirado vuelve a escena pública

El vicesecretario de Política Autonómica del partido a nivel nacional, Vicente Tirado, también ha tomado la palabra en este acto para ensalzar el papel de la Constitución, al tiempo que ha llamado a reivindicar la Transición como un momento de "generosidad y concordia".

Para Tirado, ahora toca "reivindicar el diálogo y el encuentro de una de las páginas más brillantes de la historia de España". "Cuarenta años después, España es uno de los países más avanzados del mundo, pero hay que hacer que perdure. Los constitucionalistas tenemos que reivindicar y proteger el Estado del Bienestar", ha insistido.

Ante esta afirmación, ha contrapuesto a los "enemigos" de la Constitución, "el populismo y el nacionalismo excluyente", conceptos "contrarios a la fraternidad que se dieron los españoles".

Ahora que se habla de extremismos, "es desde el centro desde donde se tiene que seguir construyendo". Este centro, ha defendido, no pasa por cambio de posición o "ambigüedades". "El centro es tener los brazos abiertos para todo el mundo", ha enfatizado.

Vicente Tirado ha tenido palabras en este punto para alabar el papel de Paco Núñez desde que preside el partido, "rejuveneciendo el discurso de centro-derecha para que todos se sientan representados".

"Tú representas la continuidad para el futuro de la Constitución y esos brazos abiertos, y nos tienes que liderar en ese deseo de cambio. Sácanos de esa resignación", ha añadido.

El dirigente 'popular' ha considerado que Núñez es "reformista, dinámico y creativo", y ese empuje hará que el centro reformista que encabeza en la región sirva "para todos los castellano-manchegos".

Durante el acto, el PP de Castilla-La Mancha ha querido reconocer a la figura de Antonio Fernández-Galiano, presidente preautonómico de la región en 1978 e impulsor de los primeros pasos del Estatuto de Autonomía, galardón que ha sido recogido por el hijo del premiado.

El PSOE demanda "moderación, pacto, diálogo y centralidad"

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y eurodiputado, Sergio Gutiérrez, ha asegurado este martes que "el mejor homenaje" que se le puede hacer a la Constitución es "es que todas las fuerzas políticas recuperen el espíritu de la transición marcado por la moderación, el pacto, el diálogo y la centralidad".

Gutiérrez, que ha realizado estas declaraciones momentos antes de impartir una charla sobre la Constitución a alumnos del Instituto 'Fray Luis de León' de la localidad conquense de Las Pedroñeras, ha indicado que, en estos momentos en los que en España se están viviendo tensiones debidas a la radicalidad, se debe "recuperar algo muy importante, que es que los intereses generales del país deben estar por encima de los intereses particulares de cada partido".

El secretario de Organización de los socialistas en la región ha afirmado que la Carta Magna "es de todos y tiene que seguir siendo de todos, generación tras generación porque es lo mejor que nos ha pasado a los españoles" y ha añadido que "frente a la radicalidad que viene de Madrid, de Cataluña o de otros sitios" en Castilla-La Mancha van a apostar "por la moderación, el diálogo y por ocupar el espacio de la sensatez, que es lo que la mayoría de los ciudadanos quiere".

Igualmente, ha mostrado su deseo de que las formaciones constitucionalistas hicieran un "cordón sanitario" frente a todos aquellos proyectos políticos "que intentan agitar lo peor de las sociedades para intentar ganar privilegios o escaños". En este sentido, ha asegurado que en estos 40 años de vigencia de la Carta Magna, una de las mejores cosas que ha pasado es que "democráticamente se ha quitado la voz a los extremos, se ha quitado la voz a esos proyectos que apuestan por privilegios para unos quitando derechos a la mayoría".

"Necesitamos que la moderación y el centralismo vuelvan a reinar en España y todos tenemos cuota de responsabilidad en trabajar por ello", ha sentenciado.

De su lado, el diputado del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes regionales Fernando Mora ha manifestado que "nadie" se puede "apropiar de forma exclusiva" de la Constitución ni de los símbolos e instituciones que ella contempla y ha recordado que Castilla-La Mancha "no puede olvidar" a la Carta Magna, porque gracias a ella "salió del olvido".

"Hay que dar el valor y la repercusión que ha tenido en la vida de sus gentes poder acceder a la autonomía, sobre todo para dar mejores servicios y ser más cercanos a los ciudadanos", ha proseguido.

Mora ha insistido en que la Constitución "no es algo arrojadizo contra nadie" ya que en ella "caben absolutamente todos, incluso los independentistas", y ha manifestado que es "una plataforma de futuro clara para seguir avanzado y aprendiendo del diálogo y el consenso" que caracterizó su redacción y puesta en funcionamiento.

COMPARTIR: