EL GOBIERNO REGIONAL EXIGE ACELERAR LA ELECTRIFICACIÓN Y EL DESDOBLAMIENTO DE LA LÍNEA

Castilla-La Mancha exige en Madrid mejoras urgentes en los trenes de la vergüenza

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García, se ha reunido en el Ministerio de Fomento con el secretario general de Infraestructuras acompañada por representantes del Pacto Social del Ferrocarril
La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García, se ha reunido en el Ministerio de Fomento con el secretario general de Infraestructuras acompañada por representantes del Pacto Social del Ferrocarril

La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha valorado positivamente las inversiones del Ministerio de Fomento en materia de seguridad que están ejecutando en la vía convencional, pero ha exigido acelerar los procesos para la electrificación y el desdoblamiento de la línea Madrid-Extremadura, con paso por la ciudad de Talavera de la Reina.

"Bienvenidas las inversiones, pero no nos conformamos, y vamos a seguir exigiéndolo tal y como ya puso de manifiesto el presidente García-Page al ministro Ábalos; es una petición histórica en la que no se ha avanzado nada", ha expuesto, al tiempo que ha subrayado que estos avances del Ministerio son para "empezar a solucionar los problemas en la vía convencional".

Así lo ha puesto de manifiesto tras la reunión mantenida con el secretario general de Infraestructuras, José Javier Izquierdo, en el Ministerio de Fomento, donde también han participado representantes de la patronal toledana FEDETO y los sindicatos CCOO. UGT, en representación del Pacto Social del Ferrocarril en la Provincia de Toledo. También han estado presentes el director general de Carreteras y Transportes, David Merino; o el subdelegado del Gobierno nacional en la provincia de Toledo, Carlos Ángel Devia; además de responsables de Adif, ha informado la Junta en nota de prensa.

García Élez ha agradecido al Ministerio la recepción a los miembros del Pacto, "por primera vez", y se ha sumado a las reivindicaciones que incluye ese documento que firmó y asumió el propio presidente regional, Emiliano García-Page. Ella misma ha exigido que "una vía que ha estado abandonada, sea prioritaria para el Gobierno nacional", por lo que ha apostado por una "vía férrea con conexiones entre Madrid, paso por Talavera, hacia Extremadura, y hacia Lisboa en el futuro con el AVE".

Justo y necesario

En este sentido, ha aseverado que van a trabajar en los puntos que se consideran "justos y necesarios para la provincia de Toledo", al tiempo que ha valorado positivamente la "transparencia y claridad" con la que se ha explicado por parte del Ministerio de Fomento "dónde estábamos, por qué estábamos así y qué se está haciendo ahora".

La titular de Fomento del Gobierno regional ha declarado que "el anterior Gobierno, durante siete años, no había invertido nada en la vía convencional, se habían derivado inversiones al AVE y sus conexiones y se había dejado abandonada una vía que ahora está sufriendo las consecuencias". Igualmente, ha sostenido que "los retrasos no son motivo de que la vía se encuentre mal hace dos, cuatro o cinco meses", sino de la falta de inversión del anterior Ejecutivo. Así, ha aludido a una doble responsabilidad ya que "si el Gobierno de antes no lo hacía, tenemos que exigir que el que está ahora sí lo haga".

Por eso, se ha mostrado rotunda al afirmar que se va a seguir luchando por los puntos de este pacto social "independientemente del color político del Gobierno nacional", y es que este Ejecutivo va a "seguir pidiendo lo que es de justicia para un territorio y para una vía que ha estado abandonada y que necesita mucho del compromiso de la Administración central".

Tardará tres años

Por su parte, el secretario general de la Federación Empresarial Toledana, Fedeto, Manuel Madruga, ha asegurado que la electrificación de la línea de ferrocarril convencional Madrid-Extremadura, que pasa por Talavera de la Reina (Toledo), se va a demorar un mínimo de tres años. 

Así lo la indicado este miércoles a los periodistas Madruga, que ha mostrado una "moderada satisfacción" sobre la reunión mantenida este martes en Madrid entre el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, José Javier Izquierdo; la consejera de Fomento, Agustina García, y representantes de Fedeto y los sindicatos CCOO y UGT, que conforman el Pacto Social del Ferrocarril en la provincia de Toledo. 

Madruga ha señalado que ya se empieza a "evolucionar en una línea que ha estado abandonada durante diez años en cuanto a inversión", si bien ha reconocido que algunas de las peticiones del Pacto Social como la doble vía o la electrificación van a tardar más de lo esperado. 

Antes de cumplir con esas demandas, desde Fomento les han trasladado, según el secretario general de Fedeto, que se tendrán que acometer actuaciones para "establecer la señalética, medidas de seguridad que hasta ahora eran telefónicas y que ahora van a ser más tecnológicas y determinados apartaderos que van a procurar que cuando el tren se averíe los tiempos de solución del problema se acorten". 

En este sentido, Manuel Madruga ha asegurado que esas medidas se van a materializar entre 2019 y 2020 pero que la electrificación "va a largo plazo, tres años o más".  "Extremadura y Castilla-La Mancha se merecen un tren digno, hoy tienen un tren tercermundista pero ya se están dando pasos", ha defendido el secretario general de los empresarios de la provincia de Toledo, antes de manifestar su preocupación por el deterioro de la vía, más de lo esperado por Fedeto, ante "la ausencia de inversión en la última década".

COMPARTIR: