DECLARACIONES DE JOSÉ MANUEL CABALLERO

La Diputación de Ciudad Real se ofrece para repartir mascarillas en los pueblos más pequeños

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha hecho un llamamiento a los hombres y mujeres de la provincia de Ciudad Real para que extremen las precauciones y se sientan parte activa y fundamental en la lucha contra la COVID-19. Caballero, que ha ofrecido la colaboración de la Institución que preside a la Subdelegación del Gobierno de España para proceder al reparto de mascarillas en pueblos de menos de 20.000 habitantes, ha asegurado que el esfuerzo que están haciendo todas las administraciones y la responsabilidad que les exige la sociedad, para que gestionen con acierto la protección de los ciudadanos, debe completarse necesariamente con comportamientos individuales sensatos y cautelosos.

Ha afirmado que la relajación y el exceso de confianza no debe tener cabida en estos momentos en nuestras vidas, porque a estas alturas ya sabemos de forma fehaciente que los entornos seguros sólo se logran dentro del círculo de convivencia, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Ante el aumento de nuevos contagios en la provincia y la existencia de focos importantes en distintas localidades, Caballero ha hecho un llamamiento a la prudencia, a que se interiorice que con el esfuerzo individual se refuerza el esfuerzo colectivo. Y no ha dudado en dirigirse especialmente a los jóvenes, "sin criminalizarlos", pero con firmeza, porque está en juego la salud de ellos mismos y de quienes les rodean.

Caballero ha añadido que la gravedad, la situación y el momento es delicado y complejo en la provincia. Y ha remarcado que el hecho de que no estemos en un estado de alarma no significa en absoluto que se pueda vivir como si no nos encontráramos en pandemia.

Para vencer al coronavirus definitivamente, ha reiterado, se necesita del concurso de todos, como está ocurriendo en el ámbito institucional, ya que la inmensa mayoría de los ayuntamientos de la provincia, la Diputación y los gobiernos autonómicos y central están trabajando coordinados para proteger al máximo a todos los ciudadrealeños.

Fruto del intenso trabajo conjunto que vienen desarrollando en los últimos meses es la recepción, este miércoles, por parte de la Diputación de 70.500 mascarillas enviadas por el Gobierno de España, para proceder a su reparto en los pueblos de menos de 20.000 habitantes con el objetivo de que los consistorios las distribuyan entre los colectivos más vulnerables. Caballero ha comentado que toda la población debe protegerse y las personas más necesitadas tienen más problemas para acceder al material que evita contagios.

De su lado, la subdelegada del Gobierno, María de los Ángeles Herreros, ha agradecido a Caballero su disposición y ha destacado que la Diputación viene prestando ayuda a la capital y a la provincia desde el minuto uno de la pandemia. Herreros ha añadido que distribuirán otras 55.000 mascarillas en pueblos de más de 20.000 habitantes y 33.000 a entidades y asociaciones sin ánimo de lucro a través del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad.

Herreros ha agradecido a todos los ayuntamientos el esfuerzo que vienen haciendo, ha pedido responsabilidad a la ciudadanía y ha abogado por el trabajo conjunto y por la coordinación entre instituciones con el fin de erradicar una enfermedad que tanto nos ha cambiado la vida.

Compartir