22 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

RECUPERA SU PLAZA DE FUNCIONARIO

Máximo Díaz-Cano vuelve a la Junta de Castilla-La Mancha tras la caída de Susana Díaz en Andalucía

Máximo Díaz-Cano
Máximo Díaz-Cano

El diario ABC de Sevilla publica este jueves que el ciudadarealeño Máximo Díaz-Cano (La Solana, 1960) regresará a su plaza de funcionario Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tan pronto como se produzca su cese como secretario general de la Presidencia de la Junta de Andalucía, posiblemente este sábado en Antequera en el primer Consejo de Gobierno que presidirá el nuevo jefe del Ejecutivo andaluz, el 'popular' Juanma Moreno. El propio Díaz-Cano, además, ha confirmado al citado medio que seguirá trabajando para el PSOE, el partido en el que milita.

Díaz-Cano, que fue delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha desde 2005 hasta 2012, ha sido "uno de los más estrechos colaboradores de la ex presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz". Tanto es así que el ABC se refiere a él como "la sombra de la secretaria general del PSOE andaluz y el hombre que le dio proyección en los medios nacionales".

Díaz-Cano llegó a la Junta de Andalucía bajo la presidencia de José Antonio Griñán, tras las elecciones de marzo de 2012, momento en el que el socialista castellano-manchego ejercía como jefe de servicio de la oficina comarcal agraria de Manzanares, en Ciudad Real. "Durante los casi siete años que ha dedicado al asesoramiento político como alto cargo, el secretario general de la Presidencia en funciones ha estado en situación de permisos especiales. Como todos los funcionarios que están en servicios especiales cuando ocupan un alto cargo, tiene derecho a regresar a un puesto de trabajo de la misma categoría", explica ABC.

Tras la dimisión de Griñán por el caso de los EREs, Díaz-Cano se convirtió en el brazo derecho de Susana Díaz y "fue un hombre clave en su «asalto» a la Secretaría General del PSOE frente a Pedro Sánchez en un proceso de primarias que la secretaria general del partido en Andalucía terminó perdiendo".

El ex secretario general de la Presidencia, que inició su carrera política como director general de Cultura de Castilla-La Mancha en 1991, ha sido senador, diputado nacional del PSOE por Cuenca y consejero de Presidencia, Administraciones Públicas y portavoz en los gobiernos de socialistas José Bono y José María Barreda.

COMPARTIR: