PRISIÓN PROVISIONAL

Una alerta policial desde Toledo permite resolver un secuestro y enviar a la cárcel a 4 hombres

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Cuatro hombres de entre 42 y 49 años han ingresado en prisión provisional por, presuntamente, secuestrar a punta de pistola a un hombre en Alicante y pedir entre 5.000 y 10.000 euros a sus familiares, uno de ellos un hermano de la víctima residente en Toledo. Según la Policía Nacional, el secuestro ocurrió el pasado 12 de diciembre cuando la víctima fue retenida en el interior de una habitación de hotel de Alicante por varios individuos, que le apuntaron con un arma de fuego para obligarle a llamar a sus familiares para solicitar el dinero para el pago del rescate.

La víctima llamó a su hermano, residente en Toledo, para pedirle insistentemente grandes cantidades de dinero sin aportar ninguna otra explicación y, tras cortar la comunicación, no respondió a ninguna de las llamadas devueltas por su hermano. Tras media hora sin contacto, la víctima volvió a llamar a su allegado para reiterarle la entrega del dinero, entre 5.000 y 10.000 euros, antes de volver a cortar la comunicación sin dar más información.

El hermano trasladó lo ocurrido a la Policía Nacional de Toledo y agentes se desplazaron hasta el hotel donde presuntamente se estaba produciendo el secuestro, donde comprobaron que la víctima había abandonado el lugar unos minutos antes acompañada por otra persona. Las pesquisas efectuadas en ese momento, y con el apoyo solicitado a la sala 091 para que todas las patrullas se sumaran a la búsqueda, permitieron que los agentes localizaran y liberaran a la víctima en un establecimiento de San Juan (Alicante).

En esos momentos, el secuestrado continuaba retenido contra su voluntad a la espera de que se realizase el pago, por lo cual el hombre fue detenido por ser, supuestamente, uno de los delincuentes. Al ser liberada, la víctima manifestó a los agentes que el suceso tenía su origen en una deuda contraída con sus captores y añadió que cuatro personas lo habían retenido contra su voluntad en una habitación de un hotel y que le sentaron en una silla a punta de pistola.

Mientras era amenazado le obligaron a llamar, utilizando el modo manos libres del teléfono móvil, a las personas que fueran necesarias con tal de que recopilase todo el dinero que presuntamente les debía, al tiempo que le amenazaban con hacer daño a sus familiares si no lo conseguía. Al día siguiente, la Policía detuvo a otro de los presuntos autores del secuestro y recabaron datos sobre los dos huidos, lo que facilitó su identificación.

En un operativo desarrollado a principios de este año, los policías practicaron dos entradas y registros en varias viviendas de Fuengirola (Málaga), donde se detuvo a otro de los presuntos autores y se intervino el arma con el que la víctima fue presuntamente amenazada. Con la información obtenida en las viviendas registradas, la Policía Nacional localizó y detuvo el pasado martes al último de los presuntos secuestradores en Alicante.

Los cuatro detenidos, de entre 42 y 49 años de edad, fueron puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 4 de Alicante, que decretó el ingreso en prisión de todos ellos.

COMPARTIR: