23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MOCIÓN DE GANEMOS

El pleno del Ayuntamiento de Toledo pide que se apruebe una de las leyes estrella de Podemos

El pleno del Ayuntamiento de Toledo ha acordado este jueves instar al Gobierno de Castilla-La Mancha a que desbloquee "el curso normal" de la tramitación del proyecto de Ley de Ingresos y Garantías Ciudadanas y que sea llevado a las Cortes regionales "con la mayor brevedad".

El acuerdo ha sido adoptado en la sesión plenaria que ha celebrado esta tarde la Corporación municipal, mediante la aprobación una moción que ha presentado el grupo Ganemos Toledo, que ha salido adelante con los votos a favor de sus cuatro concejales, mientras que se han abstenido los ediles de PSOE y PP y han votado en contra los tres integrantes del grupo municipal Ciudadanos.

El portavoz de Ganemos Toledo, Javier Mateo, ha defendido la necesidad de aprobar la moción porque que la aprobación de esta ley permitiría contar con recursos "para atender las necesidades de las familias más vulnerables" y ha considerado que "no tiene sentido que se quede en un cajón" cuando va a favorecer a las personas menos protegidas.

Mateo ha recordado que permite "ofrecer ayudas y reconocer derechos que hasta ahora no existen", así como garantizar ingresos a través de los programas activos de empleo y de la renta garantizada, "reconocida como derecho subjetivo" y ha destacado que permitirá tener una garantía de ingresos a 23.379 hogares y a 93.000 personas, de las que 38.000 son menores.

Sin embargo, la concejal Araceli Lacalle, del grupo municipal Ciudadanos, ha dicho que su formación es contraria a que haya una renta básica garantizada fundamentalmente porque su financiación puede obligar a hacer recortes en otras áreas como la sanitaria, y también por el concepto ya que propicia una sociedad rentista y dependiente.

A su vez, la concejal del PSOE Inés Sandoval ha señalado que aunque no la ha apoyado el grupo socialista coincide con la exposición de motivos de la moción de Ganemos, ya que ha calificado la ley de Garantías Ciudadanas como "un proyecto de ley de gran calado social", que dará respuesta "a personas que están pasado por situaciones difíciles".

Y el portavoz del grupo popular, Jesús Labrador, ha afirmado que "nos presentan una moción para que le metamos el dedo en el ojo a Emiliano García-Page", se ha preguntado que si es tan urgente que se aceleren los plazos para que se puedan debatir en las Cortes de Castilla-La Mancha "por qué no se ha hecho en cuatro años" y ha apuntado que en determinados supuestos no se aplicará hasta pasados tres años.

Además, el pleno corporativo ha aprobado, en este caso por unanimidad, otra moción presentada por Ciudadanos para que el Gobierno local ejecute los acuerdos plenarios.

En cambio, ha rechazado una tercera moción que presentó el grupo popular, en la que solicitaba que el Corporación municipal apoyara la proposición de ley orgánica contra la ocupación ilegal y para la convivencia vecinal y la protección de la seguridad de las personas que se presentó en el Congreso de los Diputados el 31 de enero, con el voto en contra de los concejales de PSOE y Ganemos Toledo y el voto a favor de PP y Cs.

Del resto de asuntos del orden del día del pleno, destaca la aprobación definitiva del Plan Especial de la Ermita del Valle, que tiene como finalidad establecer los condicionantes urbanísticos para la construcción de una pasarela peatonal que de acceso al edificio.

Por otra parte, en el pleno se ha dado cuenta de la aprobación definitiva, por parte de la Comisión de Hacienda, del presupuesto del Ayuntamiento para 2019, después de que no se presentaran reclamaciones al proyecto aprobado inicialmente en el pasado 10 de enero por la Corporación municipal.

El presupuesto del Ayuntamiento de Toledo asciende a 94,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,83 % con respecto al ejercicio anterior.

COMPARTIR: