DESDE LA PLATAFORMA POR LOS SERVICIOS SOCIALES PÚBLICOS DE CLM

Duras críticas a la Junta por no apoyar a la población "más vulnerable"

La Plataforma por los Servicios Sociales Públicos de Castilla-La Mancha (PSSP) ha emitido un comunicado en el que afirman que en Castilla La Mancha "existe una dejadez absoluta por el Bienestar de las personas más pobres y excluidas". 

Según esta plataforma, el Ingreso Mínimo de Solidaridad es una prestación pensada para aquellas personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) decidió desde hace más de un año no proteger a este colectivo y dejar de conceder esta prestación a las familias que cumplen los requisitos que marcaba la convocatoria para ello. 

"La Junta de Comunidades no ha resuelto los expedientes, negó todas las nuevas solicitudes de septiembre a diciembre de 2019 por falta de presupuesto y todos los solicitados desde enero de 2020 han sido desestimados, sin que puedan acceder a esta prestación las personas que tienen derecho a percibirla y que la necesitan para poder comer, pagar la luz o el alquiler", explica la nota.  

Alegan además que en la JCCM "esta prestación se solapa con el Ingreso Mínimo Vital (IMV), pero recordemos que la mayoría de los expedientes del IMV están sin resolver y que, además, esta segunda ayuda tiene que ser un complemento de las que ya existían en las Comunidades Autónomas y no una forma de que el Gobierno de Castilla-La Mancha se ahorre contribuir económicamente con la ciudadanía más pobre". 

La PSSP exige al Gobierno Regional que deje sin efecto los desistimientos de todas las solicitudes, ya que la crisis socio-sanitaria ha llevado a que más gente se encuentre en extrema pobreza en nuestra Comunidad y que las situaciones en las que se encuentran las personas más pobres sean inhumanas, llevando a muchas familias a tener que desalojar sus viviendas, vivir sin suministros o no tener para comprar los alimentos más básicos, cuando tienen derecho a tener unos ingresos que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha les está negando.

Compartir