BOCHORNOSA INFORMACIÓN

La Sexta, obligada a rectificar una noticia sobre un cargo del PP de Castilla-La Mancha

Rafael Catalá
Rafael Catalá

Lo cuenta este martes Periodista Digital. La Sexta de Atresmedia se vio obligada ayer a rectificar una información sobre el candidato del PP al Congreso por Cuenca y exmministro de Justicia Rafael Catalá, al que acusaban de una forma de actuar que no era cierta.

 

Fue en el programa de ‘Al Rojo Vivo' en el que se lanzó una acusación clara contra Catalá: trabaja siendo diputado sin haber informado a los órganos competentes. 

Periodista Digital transcribe así algunas de las intervenciones en el programa de Fererreras:
 
Antonio García Ferreras: Hablábamos de la controvertida puerta giratoria (...) atención tenemos una más. (...) Rafael Catalá, ministro de trabajo, ex ministro, que sigue de diputado, que está en la diputación permanente, que va de número 1 en las listas de la diputación por Cuenca, está ahora mismo llevando a cabo actividades privadas y no tiene autorización del congreso.

Mientras Ferreras hablaba, aparecía un rótulo sobreimpreso contundente: "Catalá, en el sector privado sin autorización".

Durante el programa se dan los datos a través de un redactor (que, básicamente estaban recogidos del digital de Marcos Paradinas, asegura PD), para que acto seguido los tertulianos de la mesa juzguen al afectado.

Redactor: Tendría Rafael Catalá multipuertas giratorias, porque tiene varios cargos, entre otros es consejeros del buffet de Herver Smith, forma parte del patronato del Atlético de Madrid, también del patronato de Legálitas y es abogado en un Colegio de Abogados. (...) Lo está haciendo ¡ojo! sin autorización. Para hacer ambas cosas se necesita autorización del Congreso de los diputados. (...)

Antonio García Ferreras: Bueno, además, ese Buffete Smith... claro... ¡tendría que pedir autorización! Claro. ¡Tendrá que pedir autorización al congreso! (...)
Aunque los tertulianos de la mesa se pusieron a zurrar a Rafael Catalá con los clásicos discursos prediseñados contra esas pérfidas ‘puertas giratorias', conforme avanzaba la mañana aparecían datos un tanto contradictorias para esa supuesta maniobra turbia que La Sexta había desvelado.

María Llapar: Después de dejar de ser ministro, Catalá pidió a la oficina de conflicto de intereses que le dejaran llevar a cabo todas esas actividades. Le dieron el OK. Pero aquí en el congreso, Antonio, no ha pedido ningún tipo de permiso. (...)

Carlos Segovia: Tendrá que explicarlo Rafael Catalán. Él ya explicó que era miembro del Consejo Asesor. Y ya consiguió la autorización difícil, que es la de la oficina del conflicto de intereses, es raro que no haya pedido la fácil, que es la del congreso.

Antonio García Ferreras: ¡No ha pedido nada al Congreso de los diputados! ¡Así, por la patilla! "Soy Catalá"! (...)

La primera acusación lanzada por La Sexta era que Rafael Catalá "no había pedido autorización". Pero resultaba que sí la había pedido a la oficina de Conflicto de Intereses y le había sido concedida. Pero Ferreras viraba su ataque y lo centraba en el hecho de que no lo hubiera pedido al Congreso: "¡No ha pedido nada al Congreso de los diputados! ¡Así, por la patilla".

No obstante, sigue narrando PD, conectaban con Marcos Paradinas, el autor de la información inicial, y ya se le veía menos convencimiento de ese supuesto dato de que Rafael Catalá no hubiera dicho nada al congreso:

Marcos Paradinas: A nosotros no nos consta que tenga ningún permiso. En el PP dicen que lo han pedido, una cosa es pedirlo y otra que te lo den (...) Además el pidió un permiso como ex ministro, pero no como ex diputado y los diputados también necesitan un permiso.

Ahora el problema no es que no pidiera permiso, sino que lo pidió como ex ministro y no como diputado.

Pero al final de la mañana se produce una nueva rectificación en la que a Ferreras se le notaba un poco más incómodo con el tema cuando entró María Llapar a matizar la cosa:

Antonio García Ferreras: ¿Pedir, lo pidió?

María Llapar: Atención, porque hay novedades. Hemos tenido acceso al documento en el que Catalá sí informó al congreso el 28 de octubre de 2018, informa al congreso de su actividad privada por cuenta ajena. Este es el documento que entra en el Congreso de los Diputados y nos dicen que hasta aquí la obligación de los diputados (...). Y sólo si rechazan esa compatibilidad hubiera tenido que dejar el acta en 8 días. Y nos dicen que esta autorización de Rafael Catalá no fue tramitada porque se han disuelto las cortes (...) que si pidió Rafael Catalá.

Después de que toda la audiencia escuchara al propio Ferreras decir que Rafael Catalá "no ha pedido nada al Congreso", resulta que sí lo había hecho por escrito, el día 28 de octubre y que encima consta en el registro del Congreso de los Diputados.

Ferreras y Paradinas trataron de disimular criticando igualmente al político del PP, dado que su expediente aún no se había resuelto. Y Paradinas tuvo un final sorprendente:

Marcos Paradinas: Seguiremos informando de qué actividades realiza Rafael Catalá, más allá de que tenga permiso o no...

COMPARTIR: