200.000 MÁS QUE EN 2020

Castilla-La Mancha destinará 5,3 millones a proyectos de inclusión social

 El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la convocatoria de subvenciones de este año para desarrollar proyectos de inclusión social por un importe global de 5,3 millones de euros, 200.000 euros más respecto a 2020.

La consejera de Igualdad y portavoz del ejecutivo de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha comparecido en su habitual rueda de prensa de los miércoles para dar cuenta de los asuntos tratados en el Consejo de Gobierno, uno de ellos, esta nueva convocatoria de ayudas, que además presta especial atención a las situaciones agravadas por la pandemia.

Con esta iniciativa, ha explicado la consejera, se busca proteger a los colectivos más vulnerables porque tienen más riesgo de pobreza y exclusión social, sobre todo con esta crisis sanitaria y económica de la covid-19, que pasa una "factura mucho más grande" para esta personas.

El año pasado, ha recordado Fernández, se realizaron 123 proyectos, a cargo de 61 entidades de iniciativa social, que beneficiaron directamente a 9.662 personas en situación de vulnerabilidad y que fueron atendidas por 818 profesionales de equipos multidisciplinares.

Las características de los proyectos que se financiaron el año pasado son proyectos de inclusión social relacionados, por ejemplo, con la intervención familiar con infancia en situación de riesgo; alojamiento temporal para personal en riesgo de exclusión; centros de acogida temporal para inmigrantes; prevención e integración social de personas obligadas a ejercer la prostitución; programas de inclusión con la comunidad gitana; centros de atención residencial para personas sin hogar; o actuaciones para el desarrollo de la estrategia regional contra la pobreza y la desigualdad.

Fernández ha indicado que la intervención en materia de inclusión social no debe circunscribirse solo al acompañamiento en la superación de las situaciones de vulnerabilidad o exclusión social, sino que es necesario investigar sobre los factores y causas que inciden en las mismas, apoyar el diseño y la implementación de nuevos modelos de intervención, así como nuevos instrumentos que mejoren y optimicen la atención integral de las personas.

En este espacio de innovación y desarrollo, ha asegurado, resulta fundamental la colaboración con las universidades e instituciones vinculadas al ámbito académico.

La consejera ha apuntado que otro objetivo que persigue el Gobierno autonómico con esta convocatoria se centra en el fomento de nuevas actividades en zonas especialmente deprimidas por problemas de despoblamiento y declive socioeconómico, las llamadas zonas ITI.

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha tomado en consideración el anteproyecto de ley de creación del Colegio Oficial de Ciencias Ambientales de Castilla-La Mancha, con un colectivo diana de 1.029 profesionales que son los que operan en la región.

Al hilo de ello, la portavoz ha destacado que en lo que va de legislatura ya se ha aprobado casi una veintena de leyes gracias a la estabilidad política.

Y por otra parte, Blanca Fernández ha informado de que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica hoy la modificación de la convocatoria de bases reguladoras de las subvenciones del Instituto de la Mujer, en concreto, de las 12 convocatorias de subvenciones del Instituto, que se regulaban hasta el año pasado mediante dos órdenes de bases reguladoras y que se han agrupado en una.

El objetivo es mejorar la eficiencia y facilitar el trabajo a las entidades, como también se hace para favorecer proyectos en el medio rural, y asimismo se ha establecido la obligatoriedad de implementar el lenguaje no sexista en todos los proyectos.

Compartir