CSIF LAMENTA QUE LA CONSEJERÍA "HAYA IMPUESTO SU CRITERIO"

Así es como proponen recuperar en los centros educativos de CLM los días perdidos por la nieve

El Consejo Escolar de Castilla-La Mancha ha propuesto recuperar los días perdidos como consecuencia de la borrasca ‘Filomena’ en los días no lectivos que restan hasta finalizar el curso escolar, según ha informado esta tarde el Gobierno regional.

El presidente de Consejo Escolar, Francisco José Navarro, acompañado por la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez; y el viceconsejero de Educación, Amador Pastor, han participado esta tarde en la comisión permanente del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, en la que se ha abordado, entre otros asuntos, el ajuste del calendario escolar como consecuencia del retraso en el inicio de la actividad lectiva en el segundo trimestre.

Tras la reunión, celebrada de forma telemática, el presidente del Consejo Escolar, Francisco José Navarro, ha aclarado que los días no lectivos -como, por ejemplo, los de Carnaval o aquellos por los que se hubieran cambiado- se podrán establecer como lectivos para la recuperación de los suspendidos por la borrasca.

Asimismo, el presidente del máximo órgano consultivo de la Consejería de Educación ha explicado que los centros que no tengan disponibilidad de días “podrán alargar el curso escolar más allá del 18 de junio”, al tiempo que ha concretado que la Consejería de Educación dictaminará unas instrucciones para que “los consejos escolares de centro o de localidad concreten los días a recuperar, hecho que deberán comunicar a las Delegaciones Provinciales”.

Durante la reunión permanente del Consejo Escolar, en un primer lugar, se ha sometido a votación la pertinencia o no de recuperar la actividad lectiva, con el resultado de 9 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones.

En segundo lugar, se ha votado la forma en la que se recuperan estos días; en este caso, el resultado ha sido de 11 votos a favor de la propuesta citada, 4 en contra y 3 abstenciones.

El pasado 8, 11 y 12 de enero, el Gobierno de Castilla-La Mancha suspendió la actividad lectiva como consecuencia de las nevadas provocadas por la borrasca ‘Filomena’.

En estas jornadas, más de 408.000 alumnos y alumnas, más de 30.000 docentes y más de 1.600 centros interrumpieron las clases por un temporal de unas dimensiones no registradas en toda la historia de la autonomía.

El Consejo Escolar de Castilla-La Mancha es un órgano que canaliza y garantiza la participación efectiva de todos los sectores sociales afectados en la programación general de las enseñanzas previas a la Universidad en la región y pretende generar un análisis y debate sobre los diferentes aspectos de la educación en la comunidad, con el afán de contribuir a crear una escuela plural, democrática y participativa.

Valoraciones de CCOO y CSIF

Desde CCOO, la secretaria regional de Enseñanza del sindicato, Ana Delgado, ha indicado que en el encuentro ha primado el debate, la negociación y, finalmente, previa votación, el consenso en torno a la posición mayoritaria. "Lo valoramos, y valoramos también la presencia de la consejera en la reunión y su disposición a escuchar todas las opiniones y propuestas".

"Nosotros hemos optado por la abstención. Estamos a favor de recuperar días lectivos, porque la enseñanza presencial es para CCOO la fórmula que mejor permite garantizar el derecho universal a la educación. Pero siempre entendimos que los días a recuperar debían ser dos, y no tres", ha apuntado.

No obstante, ha apuntado que el sindicato comparte la decisión, que la Consejería concretará en la correspondiente Resolución, de dejar autonomía a los consejos escolares municipales o de centro para decidir qué tres días son los más idóneos en sus respectivas localidades y para el conjunto de sus comunidades educativas, para recuperarlos como lectivos.

"Por nuestra parte, sugeriremos a los representantes de CCOO en cada consejo que opten por proponer el 16 de febrero (martes de Carnaval), en el segundo trimestre; el 5 de abril (lunes de Pascua), al inicio del tercer trimestre; y el día posterior al previsto de finalización del curso. Abiertos, claro, a acomodar esta propuesta a las festividades u otras circunstancias particulares de cada centro o municipio", ha concluido.

De su lado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que la Consejería de Educación haya "impuesto" su criterio en la recuperación de días lectivos en aquellos centros que estuvieron cerrados a causa de la borrasca Filomena. De esta forma, los días 8, 11 y 12 de enero se recuperarán cuando lo determinen los diferentes consejos escolares de localidad.

La postura de CSIF, manifestada como aportación en el Consejo Escolar regional y en la Mesa Sectorial de 25 de enero de 2021, ha sido la de no recuperar los días lectivos perdidos durante la Semana Blanca, tanto por razones pedagógicas al tratarse de un periodo de descanso de los alumnos como porque el profesorado y las familias "pagan los platos rotos de la falta de previsión de la Consejería, que pudo haber implantado desde el primer momento la formación telemática", expone el presidente del Sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz.

Según señala, la Consejería de Educación presentó al principio del curso 2020-2021 la plataforma EducamosCLM, pero "no apostó por ella cuando más falta hacía, una plataforma que no obstante presentó muchos problemas los pasados 13 y 14 de enero".

CSIF considera fundamental apostar por la formación telemática por la propia seguridad de docentes, personal y alumnos a causa del coronavirus, así como de las propias familias, ya que los menores asintomáticos pueden actuar como vectores de contagios.

Asimismo, añade que la decisión de suspender la actividad lectiva por la borrasca Filomena fue tomada de manera unilateral por la Consejería, sin negociar con los sindicatos, y ahora "se obstina nuevamente en imponer su postura" cuando las modificaciones del calendario escolar deben pasar por Mesa Sectorial, ya que afectan a las condiciones laborales del profesorado.

CSIF no cree que "la falta de previsión" de la Consejería tenga que ser asumida por los docentes, por lo que se debería dar la oportunidad de realizar ajustes en la programación didáctica y no alterar, ni ampliar en ningún caso el calendario escolar previsto cuya finalización está prevista para el 30 de junio.

Compartir