EN BASE A LOS DATOS EPIDEMIOLÓGICOS

Castilla-La Mancha se plantea abrir horarios y perímetro de manera "muy paulatina"

El Gobierno de Castilla-La Mancha se plantea flexibilizar las medidas actuales frente a la covid-19 en base a los datos epidemiológicos y el planteamiento del comité técnico, pero en todo caso la "desescalada" será "muy prudente" y "muy responsable", según ha dicho la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández.

En rueda de prensa junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Blanca Fernández ha aportado datos de la incidencia acumulada a siete y catorce días y del ritmo de vacunación en la comunidad autónoma.

"No le puedo decir medidas concretas porque las medidas concretas se cuentan cuando se toman", ha señalado Fernández a preguntas de periodistas sobre si el Gobierno regional está pensando flexibilizar algunas medidas de apertura, toque de queda o cierre perimetral de la región.

La portavoz ha añadido que "obviamente" el Gobierno de Castilla-La Mancha "está pensando en flexibilizar medidas si la evolución de los datos epidemiológicos se confirma, y parece que se está confirmando día a día. Es muy evidente que se está confirmando".

Sin embargo, ha dicho que es "esencial" que la "desescalada" sea "muy prudente" porque a la hora de gestionar una pandemia no se puede pasar de cero a cien en segundos.

Blanca Fernández ha agregado que el Ejecutivo autonómico se plantea abrir horarios y perímetro "pero de manera muy paulatina" y tomando las decisiones en base a los datos epidemiológicos, y ha insistido en que "nuestra intención es ir abriendo, de manera muy responsable pero ir abriendo".

Respecto a la incidencia de la covid-19, ha detallado que durante este pasado fin de semana ha habido 494 nuevos contagios y 372 hospitalizaciones de enfermos covid, datos que ha comparado con los 6.409 nuevos contagios y 1.847 hospitalizaciones de hace un mes, el 25 de enero.

Esto supone que hay trece veces menos contagios, según Blanca Fernández quien ha señalado que Castilla-La Mancha se encuentra ahora "por debajo" de lo que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) como nivel de alerta ya que tiene una incidencia acumulada de 186 casos por 100.000 habitantes a 14 días y de 55 casos a 7 días.

En este contexto, ha anticipado que los días próximos serán "positivos" porque la previsión es que se reducirá la incidencia acumulada, y ha dejado claro que las medidas adoptadas "han merecido la pena".

En cuanto a las vacunas, ha señalado que va "a buen ritmo" su dispensación ya que se han administrado el 84 % de las recibidas (143.344 dosis de las 170.975 recibidas) y hasta 61.612 personas tienen ya la pauta completa.

Además, el 85 % de los mayores 95 años ya está vacunado y la previsión es que a finales abril esté vacunada la población de más de 70 años, según Fernández quien ha destacado que en este momento solo hay 26 residencias de mayores en Castilla-La Mancha con algún caso positivo.

Compartir