SE UNE A LA PLATAFORMA 'MÁS PLURALES'

La educación concertada de Castilla-La Mancha se organiza porque se siente amenazada

María Isabel Celaá, ministra de Educación María Isabel Celaá, ministra de Educación

Las organizaciones representativas de la educación concertada en Castilla-La Mancha se han coordinado y unido a la plataforma 'Más plurales, más libres, más iguales' que está en contra de la reforma educativa o 'ley Celaá' y defienden la enseñanza de iniciativa social.

La confederación católica de asociaciones de padres de familia Concapa, los sindicatos FSIE y FEUSO y las organizaciones de titulares y patronales Escuelas Católicas y CECE han celebrado una reunión telemática con el objetivo de sumarse a la plataforma, según han informado este martes en un comunicado de prensa.

Según han señalado, en apenas dos días 'Más plurales, más libres, más iguales' ha recogido más de 100.000 firmas en contra de la 'ley Celaá', en contra de la cual están porque "persigue la desaparición de la escuela concertada y, con ello, la eliminación del pluralismo educativo", han señalado las entidades firmantes del comunicado.

Han criticado que la 'ley Celaá' se está debatiendo en el Congreso "sin la intervención de organizaciones sociales ni personalidades de reconocido prestigio, una vez que la coalición PSOE-Unidas Podemos ha vetado estas comparecencias".

A su juicio, es una iniciativa "contraria a la convivencia de distintos modelos educativos y al gran pacto constitucional consagrado en el artículo 27 de nuestra norma fundamental" y, además, es una reforma "inapropiada" en cuanto al momento elegido, en plena pandemia y "hurtando" el debate social, y en cuanto al procedimiento.

"La 'ley Celaá' es un ataque a la enseñanza concertada, demandada y apreciada por las familias, que ha contribuido durante tantas generaciones a la formación plural y crítica de tantos niños y jóvenes", han señalado las organizaciones representativas de la educación concertada en Castilla-La Mancha, que engloba a más de 55.000 alumnos, más de 4.000 profesionales y más de 120 centros escolares.

Han apuntado que la reforma educativa es un ataque contra la libertad de enseñanza, contra la profesionalidad del profesorado y del resto de personal, contra la enseñanza de Religión, contra el pluralismo educativo y contra la viabilidad de los centros específicos de Educación Especial.

Durante este mes de noviembre van a desarrollar acciones en los centros educativos, contando con la participación de las AMPAS y los consejos escolares, y movilizaciones para informar a la sociedad, y han animado a llevar lazos naranjas como "símbolo de la pluralidad educativa".

También han precisado que la plataforma está abierta a la participación de todas las organizaciones que defienden la pluralidad en la oferta de centros educativos.

Compartir