16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA POLICÍA HA DETENIDO A 16 PERSONAS DE ESTA ORGANIZACIÓN CRIMINAL DESMANTELADA

Cae en Castilla-La Mancha y otras regiones una red de estafas a empresas de Europa, Asia y América

La Policía Nacional ha desmantelado una organización criminal presuntamente dedicada a estafar a empresas de Europa, Asia y América a través de Internet, usurpando el correo electrónico de los apoderados para ordenador transferencias bancarias fraudulentas a 39 empresas ficticias creadas en España. En total hay 16 detenidos, dos en ellos en Castilla-La Mancha, concretamente en Cuenca.

La trama disponía de 127 cuentas en 23 entidades entre las que hacía circular el dinero obtenido en pequeñas cantidades para no levantar sospechas, ha informado este martes la Policía en un comunicado. Han sido detenidas 16 personas en Tarragona (seis), Málaga (cuatro), Sevilla (tres), Cuenca (dos) y Cádiz (una), a quienes se les imputan 36 delitos de estafa, que les podrían haber reportado unos ingresos de cuatro millones de euros.

La operación comenzó tras la denuncia de una compañía de Luxemburgo que dijo haber sido víctima de una estafa online tras la que se pudieron transferir más de 650.000 euros a tres empresas de la provincia de Tarragona. La investigación determinó que otras dos empresas, una venezolana y otra estadounidense, también habían sido estafadas por un importe de 166.500 y 600.000 euros respectivamente.

En total se comprobó que habían sido estafadas empresas internacionales con sedes en Japón, Noruega, Reino Unido, Austria, Islas Bermudas, Alemania, India y otras dos de Estados Unidos.

Las víctimas recibían un correo cebo desde una empresa ficticia española, con la que supuestamente mantenían una relación comercial, en el que les indicaban un número de cuenta bancaria para realizar pagos. Paralelamente, mediante el 'hackeo' informático, usurpaban el correo electrónico del apoderado de la empresa, lo que les permitía ordenar transferencias fraudulentas.

COMPARTIR: