RENOVACIÓN DEL CONVENIO ENTRE LA DIPUTACIÓN Y EL OBISPADO

700.000 euros para rehabilitar 16 edificios del patrimonio religioso de la provincia de Cuenca

Firma del convenio entre el Obispado y la Diputación de Cuenca Firma del convenio entre el Obispado y la Diputación de Cuenca

La Diputación y el Obispado de Cuenca han renovado este miércoles el convenio de colaboración que permitirá la inversión de un total de 700.000 euros en 16 edificios religiosos de 15 municipios de la provincia en este 2020. Este programa está cofinanciado al 50 por ciento por cada una de las instituciones y permitirá rehabilitar edificios de gran relevancia que en muchos casos son el único elemento patrimonial de importancia del municipio y seña de identidad de sus vecinos.

El Salón de Plenos del Palacio Provincial ha sido el escenario elegido para que el presidente, Álvaro Martínez Chana, y el obispo de la Diócesis de Cuenca, José María Yanguas, rubriquen este protocolo de colaboración. En este acto también han estado presentes el diputado de Cultura y Patrimonio, Miguel Ángel Valero, y el arquitecto de la Diócesis, Esteban Saralegui.

El jefe del ejecutivo provincial ha resaltado el arraigo cultura que tienen los edificios que se van a restaurar en los distintos pueblos, ya que son "muestras de nuestra historia y tradición". En este punto, ha destacado el importante esfuerzo económico que se lleva a cabo para llegar a "todos los rincones de la provincia" e intervenir en municipios con poca población que sólo pueden rehabilitar sus iglesias parroquiales a través de esta iniciativa.

Además, Martínez Chana ha señalado que una provincia como Cuenca, que tiene retos tan importantes por delante, debe "ir de la mano" de todo el tejido social conquense, porque "al sumar los esfuerzos, multiplicamos los resultados" en esta senda vamos a seguir trabajando durante el resto de legislatura, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Una colaboración importante

Por su parte, Monseñor Yanguas ha subrayado que gracias a este convenio se va a poder actuar tanto en pueblos grandes como pequeños y de diferentes zonas de la provincia desde la Alcarria a la Sierra pasando por la Mancha.

Además, ha destacado la importancia de esta colaboración entre ambas instituciones no sólo por su importe económico sino porque permite recuperar y mantener nuestro rico patrimonio artístico y cultural a la vez que ayuda a conservar edificios muy queridos por los vecinos de las distintas localidades que mantienen en ellos parte de sus raíces.

Gracias a este convenio el Obispado podrá actuar en catorce parroquias y dos conventos de las localidades de Albendea, Aliaguilla, Buenache de Alarcón, Cañete, Casas de Roldán, Henarejos, Jábaga, Mota del Cuervo, La Peraleja, Priego, Valdecolmenas de Abajo, Valera, Verdelpino de Huete, Villagarcía del Llano y San Clemente.

Destacando las obras en la cubierta de la iglesia de Valeria o en la de Albandea. La rehabilitación de la cubierta del Convento de los Franciscanos en la localidad de San Clemente. La terminación de la última fase de la rehabilitación de la iglesia de Cañete. Así como la rehabilitación de la fachada norte e instalación de una nueva iluminación ornamental en la iglesia de Jábaga, entre otras acciones.

Compartir