CON VOZ PROPIA FRENTE A LA DIRECCIÓN NACIONAL

El PP de Castilla-La Mancha, dispuesto a desmarcarse de Casado en materia de agua

Pablo Casado (i) y Paco Núñez (d) en una imagen de archivo Pablo Casado (i) y Paco Núñez (d) en una imagen de archivo

El PP de Castilla-La Mancha ha reiterado este lunes que respetará los acuerdos que se adopten en la Mesa regional del Agua, que está previsto que se reúna el 31 de enero, pese a las declaraciones del presidente nacional del PP, Pablo Casado, el pasado fin de semana en defensa del trasvase Tajo-Segura.

Así lo ha señalado la diputada nacional del PP por la provincia de Toledo, Carmen Riolobos, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa en la que ha incidido que fue el presidente regional del Partido Popular, Paco Núñez, el que propuso la creación de esta mesa.

Por ello, ha asegurado que el PP de Castilla-La Mancha "va a respetar muy escrupulosamente todos y cada uno de los acuerdos de la mesa del agua, sin ninguna duda".


Asimismo, ha criticado que después de 30 años de Gobierno del PSOE en la comunidad autónoma, "no ha conseguido nada importante nunca en materia de agua para esta región", al tiempo que ha acusado a los socialistas de utilizar el tema del agua como "instrumento político" para "tapar las vergüenzas" por apoyar un Gobierno de España "socialcomunista".

Además, ha defendido que el único partido que ha hecho algo por el agua ha sido el PP con el Plan Hidrológico Nacional que sin embargo derogó el Partido Socialista, ha lamentado, así como a nivel regional el Ejecutivo del Partido Popular elevó el límite trasvasable hasta los 400 hectómetros cúbicos.

Con todo, ha manifestado que "el PP hará lo que acuerde de forma mayoritaria la Mesa del Agua, porque sí quiere que se resuelva y garantice el agua en calidad y cantidad para todos los castellano-manchegos siempre".

La postura de Ciudadanos

Por su parte, el grupo parlamentario de Ciudadanos ha asegurado que las declaraciones del presidente del PP nacional, Pablo Casado, comprometiéndose a defender el trasvase Tajo-Segura ponen "obstáculos" al líder de los 'populares' en la región, Paco Nuñez, para llegar a un consenso en materia hídrica. Así ha respondido a preguntas de los periodistas este lunes en rueda de prensa el diputado de la formación naranja David Muñoz, quien, a pesar de ello, se ha mostrado "optimista" respecto a la Mesa Regional del Agua, convocada para el 31 de enero.

Muñoz ha insistido en que, en el último pleno, se ha visto "un acercamiento entre dos posturas irreconciliables, en un tema en el que nunca se habían puesto de acuerdo" y ha agregado que el PP "debe defender los intereses de la región y llegar a un acuerdo".

El PSOE espera una "posición clara" de rechazo

De su lado, el PSOE de Castilla-La Mancha ha calificado de "vergonzosas" las palabras que dijo este fin de semana el presidente del PP, Pablo Casado, sobre el trasvase en Murcia, al tiempo que ha espera que su homólogo en la región, Paco Núñez, lo rechace en la Mesa Regional del Agua del próximo 31 de enero. En rueda de prensa, la diputada regional del PSOE Diana López ha afirmado que el trasvase ataca "directamente" los intereses de Castilla-La Mancha. "Un ataque al que debemos enfrentarnos todos de forma unánime y conjunta", ha añadido.

Así, ha esperado que Núñez se siente en la Mesa del Agua con una "posición clara" de rechazo al trasvase porque de no hacerlo así no se sentará como interlocutor de los intereses castellano-manchegos sino como "un espía" del Levante.

"Con este trasvase se nos roban las posibilidades de seguir creciendo económicamente y es hora de que el PP castellano-manchego se posicione a favor de los intereses de nuestra región y deje de hacer oídos sordos a nuestras peticiones para escuchar exclusivamente a las órdenes que les vienen dadas de Madrid", ha argumentado.

 

Compartir