TEMBLEQUE

Descubren a un joven en un pueblo toledano con 82 kilos de hachís escondidos en el coche

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 26 años por un delito contra la salud pública de tráfico de drogas, cuando circulaba con un vehículo dentro del término municipal de Tembleque transportando más de 82 kilos de hachís ocultos en un doble fondo.

Dentro del Plan establecido por este Cuerpo en su lucha contra el tráfico de estupefacientes, el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) número 1 de la Guardia Civil de Valdemoro, junto con Unidades de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Servicio Cinológico, había dispuesto un dispositivo operativo en la carretera A-4 (Madrid-Córboba), dentro del término municipal de Tembleque, ha informado el Instituto Armando en nota de prensa.

Durante este dispositivo, unos agentes del GRS detuvieron la marcha de un vehículo con matrícula francesa que había intentado eludir este control, abandonado esta vía de comunicación por una salida anterior a donde se encontraban desplegados el resto de los agentes de este Cuerpo.
La Guardia Civil identificó a su conductor y único ocupante, un hombre de 26 años y nacionalidad francesa, cuya aptitud y un fuerte olor proveniente del interior, les hizo sospechar.

Los perros no tenían duda

El agente perteneciente al Servicio Cinológico de la Comandancia de Toledo, se desplazó hasta este punto con sus canes, los cuales marcaron, de forma contundente, que en la parte posterior del vehículo se estaba transportado algún tipo de droga.

La imposibilidad de acceder de forma directa al lugar de ocultación, constituido como un doble fondo, motivó que la Guardia Civil trasladara este vehículo hasta un taller oficial de la localidad de Tembleque, donde desmontaron parte del chasis y descubriendo así la boca de entrada a este doble fondo.

Una vez localizada, los agentes extrajeron 82,100 kilos de hachís fraccionado en tabletas, así como cajetillas de tabaco de contrabando de dos marchas distintas y 250 euros del habitáculo interior.

La Guardia Civil detuvo a este hombre por un delito contra la salud pública de tráfico de drogas e intervino todo este material, además de tres teléfonos móviles y el propio vehículo, que ha quedado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Ocaña.

Compartir