18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PLENO ESPECIAL EN LAS CORTES REGIONALES

Castilla-La Mancha tiene 90.000 personas más en riesgo de pobreza y/o exclusión social que hace una década

Los colectivos sociales que trabajan en Castilla-La Mancha por la erradicación de la pobreza han pedido este jueves en las Cortes regionales participación en los procesos de construcción de las políticas sociales y educación en valores. Estas han sido algunas de las propuestas que han realizado personas con experiencia en situaciones de pobreza que han intervenido en el pleno institucional protagonizado por la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) con motivo del Día Internacional para la erradicación de la pobreza.

Un pleno en el que han intervenido, además de miembros de diferentes colectivos sociales, el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido; la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, y el presidente de la EAPN de Castilla-La Mancha, Braulio Carlés.

Además de una mayor participación y educación en valores, la EAPN ha trasladado otras dos propuestas generadas en grupos de personas mayores que consisten en la creación de más recursos residenciales y la eliminación del impuesto de sucesiones patrimoniales o establecer su cuantía en función del nivel de renta del heredero.

Otras de las propuestas planteadas desde la tribuna del Parlamento autonómico pasan por divulgar la información a la población sobre los programas de acción social, un estudio del impacto de las situaciones de vulnerabilidad y sensibilizar por parte de las personas que han sufrido la pobreza.

Los miembros de los distintos colectivos sociales también han pedido reglamentar el manejo de la información en los medios de comunicación y redes sociales, endurecer la ley contra los delitos de odio y violencia, más inversión de dinero público en políticas de protección social, evitar prejuicios y utilización de etiquetas y ofrecer más recursos a personas sin hogar.

Completan estas peticiones otras relativas sobre todo a la vivienda y a las nuevas tecnologías, como el establecimiento de programas de formación en el acceso a los recursos tecnológicos por parte de personas sin conocimiento de los mismos, la regulación del precio de las viviendas sociales y el incremento del parque de viviendas de este tipo.

Por parte de las autoridades, el presidente de las Cortes regionales ha definido como una "prioridad inexcusable" de todas las instituciones y ciudadanos "combatir cualquier fórmula de exclusión", al tiempo que ha trasladado a las personas que han sufrido situaciones de pobreza que "no tienen motivo para sentir vergüenza" y que cuentan con el respaldo de la Cámara. "No nos oponemos ni a la riqueza ni a los ricos, lo que queremos es combatir toda forma de pobreza", ha recalcado Bellido.

En la misma línea, la consejera de Bienestar Social ha subrayado que la pobreza se da en una situación "multidimensional" y por tanto requiere de la "implicación de todos" para poder mejorar las condiciones de vida de las personas. Además, Aurelia Sánchez ha destacado la tendencia positiva en la lucha contra la pobreza, si bien ha dicho que es "discreta" pero en todo caso "positiva" porque van mejorando los indicadores.

Por último, el presidente regional de EAPN ha indicado que es "inevitable y necesario" el diálogo con las administraciones para seguir trabajando conjuntamente en la erradicación de la pobreza y en el impulso a las leyes relativas a los servicios sociales. Durante el pleno, Braulio Carlés ha leído el manifiesto por el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, con el que EAPN exige la puesta en marcha "inmediata" de medidas "concretas" destinadas a reducir la pobreza, exclusión social y la desigualdad en España y Europa. Un manifiesto en el que la asociación advierte de que la incertidumbre política actual representa una "amenaza" para el desarrollo de la recientemente aprobada Estrategia nacional de prevención y lucha contra la pobreza y exclusión social 2019-2023, así como pide al nuevo Parlamento europeo una estrategia a nivel europeo que "no deje a nadie en la cuneta".

Los datos de la pobreza en Castilla-La Mancha

Además, en una rueda de prensa previa a la celebración del pleno institucional se ha presentado el noveno informe 'El estado de la pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2018', según el cual el 33,5 por ciento de los residentes en Castilla-La Mancha, un total de 678.410 personas, se encontraba en 2018 en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

El informe apunta a que en Castilla-La Mancha en 2018 se ha producido una "desaceleración de la reducción en la tasa Arope", que se calcula en base a tres indicadores: pobreza, baja intensidad de empleo y privación material severa. Una tasa que se ha reducido solo 0,4 puntos porcentuales en el último año, dando como resultado que el 33,5 % de las personas residentes en la región se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión social. En términos absolutos, más de 678.000 personas residentes en Castilla-La Mancha están en riesgo de pobreza y/o exclusión social, 90.000 más que en el año 2008.

En términos cuantitativos, la tasa de pobreza severa (medida con un umbral del 30 % de la mediana) en Castilla-La Mancha es del 7,1 %, cifra que es 1,4 puntos más elevada que la media nacional, lo que supone un aumento frente a los 0,8 puntos del 2017. Esto se traduce en unas 143.000 personas que ingresan en sus hogares menos de 355 euros mensuales por unidad de consumo.

Otro de los principales datos que se extraen de este informe es que la tasa Arope femenina se sitúa en el 27 %, de manera que su reducción es menor que la de los hombres, ya que la masculina está en el 25,1 %. La tasa Arope más elevada afecta a la población joven entre 16 y 29 años, con un 33,8 %, y la más baja corresponde a las personas mayores, con un 17,6 %.

En cuanto al perfil de pobreza, el autor de este documento ha explicado que el 80,5 % del total son españoles y que muchos de ellos tienen estudios, en concreto, el 23 % Bachiller y el 13,4 %, estudios de educación superior, además de que el 32,6 % tiene trabajo. En este punto, ha señalado que el desempleo no define la pobreza, ya que solo uno de cada cuatro personas pobres está parada.

COMPARTIR: