EL SINDICATO NO OBSERVA AVANCES

CSIF hace un balance negativo del inicio del curso escolar en Castilla-La Mancha

Enrique Cardenal, José Antonio Ranz y Enrique de la Rosa, de izquierda a derecha Enrique Cardenal, José Antonio Ranz y Enrique de la Rosa, de izquierda a derecha

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha realizado este lunes un balance negativo de la educación pública en Castilla-La Mancha cuando se cumplen 100 días desde el inicio del curso escolar, destacando que, a su juicio, "no se ha producido ningún avance significativo y se continúa a la espera de un calendario de negociación real para afrontar las necesidades de docentes y alumnado".

El presidente autonómico del sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, ha manifestado durante una rueda de prensa celebrada en Toledo que “seguimos en el furgón de cola de las comunidades autónomas en horario lectivo del profesorado”, ya que en “muchas regiones ya están en 18 horas semanales, en otras se está negociando su reducción a 18, y nosotros en 20, y sin visos de cambiar ya que las plantillas para el próximo curso y el número de plazas de oposición así lo confirman”.

Ranz también sitúa “en el mismo furgón a Castilla-La Mancha con el tema de los interinos, las comunidades de nuestro entorno como Madrid o Andalucía pagan el verano a los interinos a partir de cinco meses y medio trabajados, nosotros a partir de diez”. El presidente del sector de Educación añadía que “de la reducción de horas lectivas en el Cuerpo de Maestros nada se sabe con certeza. Todo ello supone un agravio comparativo respecto a la situación del resto de comunidades, y no olvidemos que los docentes somos un cuerpo nacional, por ello todos debemos tener las mismas condiciones económicas, laborales y profesionales”.

Tan negativo como lo anterior “es la falta de negociación”, exponía Ranz, algo debido a que “la Mesa sectorial ha quedado relegada y sin función, ya que los aspectos importantes son dados a conocer antes a la prensa que a los sindicatos”.

Como ejemplos de la ausencia de negociación de la Consejería de Educación, CSIS ha apuntado al "anuncio del adelanto de los exámenes de septiembre a junio llevado a cabo el 4 de septiembre, momento en el que el 70 por ciento de los institutos estaba celebrando las juntas de evaluación, y se nos justificó en Mesa sectorial un mes después. Por eso no era posible que se pudieran comparar los datos de los exámenes extraordinarios de junio con los de septiembre del curso 2018-2019”.

Asimismo, "el número de plazas de oposición se supo el día 22 de noviembre, Día de la Enseñanza, cuando la Mesa sectorial para su negociación estaba prevista para el 25 de ese mismo mes. CSIF recuerda que no apoyó la oferta "por ser insuficiente para reducir la tasa de interinidad al 8 %, para lo que es necesario convocar más de 900 plazas". De igual forma, la negociación del borrador de plantillas se llevó a cabo en la Mesa el 27 de noviembre y quince días antes ese documento ya era conocido y trabajado por la Inspección Educativa de las diferentes provincias.

CSIF también reclama un calendario de negociación "para revertir todos los recortes que ha sufrido la enseñanza pública en los últimos ocho años". Por ello, la Central Sindical exige tanto medidas que llevan aparejadas un desembolso económico (bajada de horas lectivas, pago del verano a los interinos, acuerdo de itinerancias, profesor de apoyo en Educación Infantil a partir de 4 unidades, bajada de ratios a niveles anteriores a los recortes...), como medidas que no cuestan dinero (desburocratización de la labor docente, vuelta de los días de libre disposición como el pasado curso, eliminación de los estándares de aprendizaje, primar la escolarización en los centros públicos…).

En la rueda de prensa también han tomado parte Enrique Cardenal y Enrique de la Rosa, delegados del sector provincial de Educación de CSIF Toledo, que entraron en detalle sobre el día a día de los docentes con las condiciones de los colegios y la "creciente inseguridad" en las aulas.

Cardenal recordó que en una de las primeras reuniones con la actual consejera, Rosana Rodríguez, se señaló que una de las mayores preocupaciones de CSIF eran las infraestructuras: "Hay centros educativos construidos hace muchos años que necesitan una modernización”, y en “otros casos no ha habido previsión”, poniendo como ejemplo los centros educativos de la comarca de La Sagra, donde “la solución para escolarizar al gran número de alumnos ha sido la de habilitar aulas prefabricada”. También se puso sobre la mesa que “en otras ocasiones nos encontramos con centros paralizados, como el IESO Harévolar de Alovera, en Guadalajara, o la necesidad de construir nuevos centros de forma inmediata como conservatorios de Música de Albacete y Toledo, por poner algunos ejemplos”.

Por su parte, Enrique de la Rosa incidió en la falta de medidas desde la Administración para “poner freno a situaciones cada vez más difíciles en las aulas”, y es que “podemos poner casos que se han producido en centros de la provincia de Toledo, sobre todo en la comarca de La Sagra, donde los docentes se ven expuestos a situaciones de inseguridad”. De la Rosa recordó que la Consejería de Educación “tiene la obligación de proteger y cuidar a los docentes”, además de señalar que “en muchas ocasiones perdemos más tiempo poniendo orden que dando clase”.

En este sentido, manifestó la importancia de contar con herramientas como la Oficina de Defensa del Empleado Público (ODEP) de CSIF, “abierta a todos los empleados públicos para asistir jurídicamente en cualquier caso de agresión o acoso”.

Compartir
Update CMP