CREE QUE ES POR EL CLIMA DE CRISPACIÓN

Gregorio (PP) señala a dos culpables de que un concejal del PSOE llamara "gilipollas" a un vecino

José Julián Gregorio
José Julián Gregorio

El presidente provincial del Partido Popular de Toledo, José Julián Gregorio, ha denunciado en nota de prensa este sábado que “la política del insulto” de Emiliano García-Page, Pedro Sánchez y su entorno, “está llevando a un clima de tensión y crispación en Castilla-La Mancha, que desemboca en situaciones intolerables de insultos de todo tipo dentro de la actividad política, e incluso a los propios ciudadanos”. 

Así lo ha manifestado Gregorio tras las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre los insultos de un concejal del PSOE de Illescas a un vecino, que había presentado una queja por la falta de limpieza en una zona de la localidad; así como sobre las pintadas con insultos que han aparecido en la casa de una integrante del Comité de Dirección del PP de Toledo. 

Para Gregorio, está claro que frente al PSOE de Page y Pedro Sánchez, que es el partido “de la tensión y la crispación”, el PP lo que ofrece a los castellano-manchegos “es trabajo y moderación”. “Un partido que no va a gobernar de la mano de Podemos, también instalados en el insulto y la descalificación, sino siempre de la mano de los vecinos de Castilla-La Mancha y mirando por sus intereses”, ha aclarado. 

El presidente de los populares toledanos ha explicado que, según recoge hoy mismo un medio de comunicación regional, el PP de Illescas ha pedido la dimisión del concejal de Servicios Generales de este Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, por llamar `gilipollas´ a un vecino que había enviado un correo electrónico al Ayuntamiento reclamando, de manera ejemplar y educada, una solución ante el deficiente servicio de limpieza en una de las zonas del municipio. 

Al parecer, el concejal de Servicios Generales, Conservación Urbana y Parques y Jardines, Jesús García Piriz, se equivocó al querer reenviar el correo, supuestamente, a uno de sus compañeros, respondiendo al mismo vecino “¿Le contestas tú a este gilipollas o lo hago yo?”. “Un hecho gravísimo que pone en evidencia, no solo el inadmisible trato que recibe un vecino en particular, sino la falta respeto por todos los ciudadanos del municipio”, ha lamentado Gregorio. 

Pintadas

Asimismo, el presidente de los populares de la provincia se ha referido a otra información aparecida hoy en la prensa denunciando las pintadas aparecidas este mismo sábado en la casa de la vicesecretaria provincial de Formación del PP Toledo, Pilar Alía, donde a las insultantes iniciales H.P. se añade el término ‘facha’ y la A dentro del círculo, como símbolo anarquista. 

Gregorio ha asegurado que estas situaciones responden a un clima de tensión propiciado por PSOE y Podemos, que ya se había puesto en evidencia, hace muy poco, con los insultos del vicepresidente segundo del Gobierno regional y secretario regional de Podemos, José García Molina, al presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, y a los castellano-manchegos que, por desgracia, sufren la enfermedad del alcoholismo. 

Como también se evidenció cuando el portavoz del Gobierno llamó “simples” a los castellano-manchegos, hace muy pocos días, o cuando el propio Page llamó “ásperos” a los guadalajareños. “Es una manera de entender la forma de hacer política que nosotros no vamos a tolerar”, ha remarcado Gregorio, quien se ha mostrado convencido que “van a ser los propios castellano-manchegos, con su voto, los que en el mes de mayo acaben con estas situaciones intolerables, echando a PSOE y Podemos de los Gobiernos regional, provincial y locales”, ha recalcado. 

Gregorio ha añadido que “lo que tiene que hacer Page y el PSOE es abandonar la senda de la crispación y el insulto y dejar de lavarse las manos como Pilatos en los escándalos que no paran de saltar respecto a la gestión socialista en Castilla-La Mancha, porque él es el verdadero culpable de todo esto y tiene que dar muchas explicaciones de todo lo que está pasando en la región”. 

En este sentido, se ha preguntado a quién va a echar la culpa, ahora que ya no puede culpar al PP, del caos sanitario en Castilla-La Mancha, con la constante avería de ambulancias que denuncian los medios de comunicación; o del sinfín de promesas incumplidas de su gobierno y del de Sánchez con esta tierra; o  de las acusaciones de supuestas irregularidades en las oposiciones de la Diputación de Toledo, que no solo recoge la prensa, sino que denuncian los propios socios del PSOE en la Institución.

COMPARTIR: