PREVISIÓN DE LA AEMET

"En abril, aguas mil": se esperan lluvias y tormentas fuertes hasta mayo

La inestabilidad atmosférica, con chubascos y tormentas "ampliamente" repartidos seguirá este fin de semana y la primera mitad de la próxima semana y no será hasta el 30 de abril cuando la predicción parece indicar que llegará la estabilidad y a partir del 1 de abril subirán las temperaturas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que este viernes crecerán las nubes de evolución diurna en la mitad norte peninsular y a partir del mediodía darán lugar a chubascos tormentosos, que serán localmente fuertes y que pueden ir acompañados de granizo, especialmente en el interior del tercio norte.

Además, no descarta que se extiendan a otros puntos del interior y por la tarde comenzará a llover en el área del Estrecho y en la ciudad autónoma de Melilla, donde se puede alcanzar intensidad fuerte.

En cuanto al sábado, ha apuntado que durante las primeras horas del día, las precipitaciones pueden continuar en el extremo sur y en Melilla y después se extenderán a otras zonas de la mitad sur y Baleares.

El portavoz prevé que "un día más" crecerán las nubes de evolución diurna que darán lugar a nubes de tormenta, conocidas como culumbonimbos de los que caerán chubascos localmente fuertes y acompañados de granizo.

Estos chubascos serán más probables en entornos montañosos, aunque se extenderán especialmente a las zonas llanas, sobre todo en los tercios norte, oeste y sur peninsular.

Respecto al domingo, Del Campo ha apuntado que el tiempo seguirá "revuelto" y desde primeras horas de la mañana habrá chubascos y tormentas en el área cantábrica y crecerán nubes de evolución diurna a partir del mediodía en otros puntos del interior de la mitad norte. De nuevo, estos chubascos podrán ser localmente fuertes.

En estos días ha dicho que en Canarias se esperan lluvias en el norte de las islas más montañosas. Las temperaturas en general subirán el viernes para bajar el sábado y el domingo y los valores serán "algo altos" para la época, especialmente de noche y en la mitad norte peninsular.

El portavoz ha señalado que la próxima semana seguirá el tiempo "inestable, de nuevo con chubascos tormentosos vespertinos", especialmente en el entorno de sistemas montañosos aunque extendiéndose a llanos y, de nuevo, podrán ser localmente fuertes.

Sin embargo, a partir del jueves, 30 de abril se atisba una estabilización del tiempo, con precipitaciones limitadas al tercio norte y puntos de los dos archipiélagos.

Las temperaturas, especialmente el viernes 1 de mayo, experimentarán un notable ascenso y predominará un tiempo estable en la Península, aunque es probable la entrada de un frente atlántico por el noroeste, con precipitaciones en Galicia, que el sábado 2 se irían extendiendo a otras zonas del tercio noroeste peninsular. En Canarias, se irá restableciendo el régimen de alisios, con posibles lluvias débiles en el norte de islas de más relieve.

Compartir
Update CMP