EL IBI Y EL DE CIRCULACIÓN

Guadalajara aplaza el cobro de sus impuestos para paliar la crisis del coronavirus

El Ayuntamiento de Guadalajara, a raíz de la situación de alerta por el coronavirus y con el fin de dar una mayor flexibilidad y liquidez a particulares y empresas, ha aplazado y ampliado el plazo para el pago de los dos impuestos más generalistas de la ciudad, el IBI y el impuesto de vehículos y no se cobrará la tasa de basuras ni de terrazas a los negocios de hostelería mientras tengan que tener cerrado su establecimiento.

Estas son algunas de las próximas medidas más inmediatas anunciadas este mismo lunes por el alcalde de la ciudad, Alberto Rojo, en una comparecencia en la que ha señalado que si bien la recaudación entre sendos impuestos supone más de 30 millones de euros, más de la mitad de los ingresos por esta vía del Consistorio, y eso a conllevar algunas "tensiones" en el servicio de Tesorería, es una necesidad que han querido contemplar para hacer más llevadera la economía de familias y empresas.

De esta forma, el periodo de pago en voluntaria del IBI, establecido del 22 de julio al 22 de septiembre se amplia en dos meses más y pasará a ser del 22 de julio hasta el 22 de noviembre. Sobre el impuesto de vehículos, si bien el periodo de pago en voluntaria se iniciaba el 24 de abril hasta el 24 de junio, ahora se aplaza hasta el 15 d junio su inicio y se podrá abonar hasta el 15 de octubre tanto particulares como empresas.

El alcalde también ha avanzado que durante el tiempo que los negocios de hostelería tengan que permanecer cerrados no se les pasará ni la tasa de basura ni la de terrazas. Para quienes están acogidos al pago de tributos fraccionados, ha señalado que no variará porque se trata de un pago anual pero ha precisado que si alguien quiere salirse del mismo, puede solicitarlo, recordando que perderían la bonificación del 5 por ciento que tienen actualmente.

Sobre las ayudas de emergencia social, Rojo ha anunciado que dada la situación, tiene claro que para el 2020 habrá que ayudar a más colectivos vulnerables y ha augurado que el presupuestos se podría multiplicar "hasta por diez" con respecto a ñanteriores. El regidor ha señalado que están a punto de disponer del presupuesto municipal de 2020 y que están preparados para realizar las modificaciones de crédito que se necesiten y "que no quepa duda de que se hará todo lo que se tenga que hacer", estimando que "se va a multiplicar por diez como mínimo lo invertido estos últimos años en políticas activas de empleo o en ayudas directas a las empresas y de ahí para arriba", ha subrayado.

Con relación a empresas y a autónomos, ha anunciado ayudas directas de carácter compensatorio muy focalizadas en el pequeño comercio y la hostelería de Guadalajara, otras dirigidas al mantenimiento del empleo y también políticas para fomentar el consumo. Ha señalado que tras reunirse con los agentes sociales, ya están trabajando ante las dificultades que va a padecer y ya padece el tejido económico, ha insistido agradeciendo a los agentes económicos su colaboración.

El objetivo de este acuerdo es doble, reactivar el tejido económico poniendo el acento en el pequeño comercio y la hostelería, pero también para evitar una brecha social que dañe con dureza a los colectivos más vulnerables, ha apuntado el alcalde. Sobre el Presupuesto de 2020, cuya exposición pública vence mañana día 7, el regidor ha señalado a preguntas de los medios que no le consta que haya habido alegaciones, con lo cual, entiende que se en pocos días entrará en vigor, siendo una "herramienta fundamental para aplicar medidas" a partir de ahora desde tanto desde el punto de vista económico y social.

SE MULTIPLICA LA AYUDA SOCIAL

Ha asegurado que "no se va a dejar" a los colectivos más vulnerables, tras recordar de nuevo el teléfono de atención social (949010333) y señalar que solo en la última semana han recibido 346 llamadas, se ha atendido a 134 familias que han recibido apoyo para la alimentación, a otras 33 se les ha llevado la compra, 22 han solicitado ayuda psicológica y seis personas se han incorporado a la Red de Voluntariado.Sobre los albergues Betania y el habilitado en el polideportivo Badiel de la ciudad, ha indicado están al 100 por ciento para atender a las personas sin techo.

Además, a través del servicio de atención general al ciudadano del Ayuntamiento se han recibido en la última semana 214 llamadas, 80 de ellas relacionadas con el padrón, y al margen, otras 25 vinculadas con Consumo.

Denuncias de la Policía

En cuanto a las denuncias de la Policía Local por saltarse el confinamiento, ha cuantificado el total hasta este lunes en son 473 las denuncias que se han llevado a cabo en la ciudad desde que se inició el estado de alarma y 14 detenciones. En la última semana la cifra ha sido de 143 nuevas sanciones y siete detenciones; además de otras 17 denuncias relativas a animales domésticos, 51 a compras inexistentes o lejanas del domicilio, 12 por la ocupación del vehículo por más de una persona y 63 por deambular por las calles sin justificación.

El alcalde ha elogiado el trabajo de los servicios de Protección Civil con 876 entregas de material solo en la última semana y 163 miembros movilizados, recordando que es un servicio que se nutre de voluntarios. También ha tenido palabras de agradecimiento para los bomberos y los cuerpos de seguridad.

Concejales con síntomas

Sobre el estado de salud de los concejales de su equipo de Gobierno afectados por el virus, el alcalde ha confirmado ya que en los dos casos que hay han sido coronavirus, aclarando que en el caso del tercer teniente de alcalde, Santiago Baeza, que fue hospitalizado son sintomatología, ya está en su domicilio "recuperándose", y que la edil de Educación y Transición Ecológica, María Ángeles García, sigue aislada en su domicilio.

Sobre el resto de la Corporación, ha señalado que nadie le ha transmitido nada al respecto salvo el caso del portavoz de Vox, Antonio de Miguel, que estuvo en cuarentena y que él mismo lo dio. El regidor también se ha referido a preguntas de los periodistas a las acusaciones del exalcalde Antonio Román contra él por la actividad 'La fiesta en el balcón', y sin querer entrar en polémicas, se ha limitado a señalar que aunque son momentos difíciles y tristes, "los niños son los niños" y esto fue una acción que sólo pretendía "hacer sonreír algunos minutos a los más pequeños. Y eso es sensibilidad".

El alcalde ha recordado que se ha hecho cumpliendo toda la normativa y que "aquí se está hablando de hacer más llevadera la situación a los niños y niñas". Finalmente, ha pedido ánimo y paciencia a los guadalajareños en estos "intensos días" y ha mostrado su disposición de la autoridad sanitaria para lo que necesite.

Compartir
Update CMP