RECONOCEN QUE LLEGAR A LA MAYORÍA ABSOLUTA ES "MUY COMPLICADO"

El PSOE confía en ganar las elecciones y poder gobernar en solitario en Castilla-La Mancha

El presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, asegura que el PSOE será el partido más votado en las próximas elecciones autonómicas y aunque apunta que será "muy complicado" llegar a la mayoría absoluta, sí apuesta por que los socialistas podrán gobernar en solitario con apoyos puntuales.

Esta reflexión la hace en una entrevista concedida a la Agencia Efe, en la que se muestra convencido de la victoria de los socialistas castellanomanchegos en mayo de 2019, sobre todo "por la labor que ha hecho el Gobierno regional y especialmente el presidente", Emiliano García-Page, que ha tenido "coraje para sacar esta región de donde estaba metida".

"Esto se percibe en la calle y cuando vas con el presidente", afirma Fernández Vaquero, que también ha sido secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha.

Así, y aunque insiste en que el PSOE va a ser el partido "más votado, con diferencia", considera que obtener una mayoría absoluta en las urnas "va a ser muy complicado", por lo que apunta a que el PSOE podría gobernar en solitario "con el apoyo puntual de Ciudadanos o de Podemos".

De hecho, se muestra convencido de que si los socialistas obtienen "un resultado muy claro", otros partidos no van a intentar "por ningún medio hacer locuras", en alusión a posibles pactos de gobierno para desbancar al PSOE del Ejecutivo.

Cuatro formaciones distintas en las Cortes

Asimismo, augura que en las próximas Cortes regionales habrá diputados de cuatro formaciones distintas, si bien prefiere no especificar cuáles serán y asegura que si en el parlamento castellanomanchego, en vez de contar con 33 representantes hubiera 43, sí que podría haber hasta cinco partidos en la cámara.

Fernández Vaquero también analiza el cambio que se ha producido al frente del PP de Castilla-La Mancha y afirma que la llegada de Paco Núñez a la Presidencia del partido no ha supuesto ningún cambio en las relaciones con el grupo popular en las Cortes.

Así, ha admitido que mantiene buenas relaciones con los miembros de la Mesa de las Cortes que representan al PP, que son el vicepresidente segundo de la cámara, Vicente Tirado, y la secretaria segunda de la Mesa, Cesárea Arnedo.

"Creo que ellos también están en una actitud de normalizar las relaciones, por lo menos en las Cortes", apunta el presidente del parlamento, que admite que "otro tema es fuera y más ahora que se acerca la campaña electoral, con lo que se diga o se pueda decir".

Sin embargo, subraya que su pretensión es que dentro de las Cortes "haya el máximo de normalidad".

Vaquero habla de Núñez

Sobre la figura de Núñez, indica que no puede hacer "una valoración, porque hasta ahora no ha hecho nada, ni para bien ni para mal" y critica el programa de Gobierno que presentó esta semana y en el que, entre otras iniciativas, propugna la bajada de impuestos.

"Se equivoca dando al enfermo las mismas medicinas que se han visto que no funcionaban", reprocha Fernández Vaquero, quien ve en el programa electoral de Núñez "los mismos errores" que cometió el Gobierno castellanomanchego del PP y advierte de que prometer una bajada de impuestos es "un canto al sol" porque "lo que hicieron fue subirlos".

Fernández Vaquero también analiza la situación del grupo Podemos, después de que su portavoz, David Llorente, haya anunciado que no concurrirá a las próximas elecciones autonómicas ante las dudas que ha manifestado sobre el proceso de primarias que celebró su partido para elegir al candidato a la Presidencia.

Toda vez que en las Cortes hay dos diputados de Podemos, Llorente y la secretaria de Organización de la formación morada a nivel regional, María Díaz, que han protagonizado desencuentros públicos por el proceso de primarias, Fernández Vaquero apunta que ambos parlamentarios de Podemos han hecho lo posible para que esa mala relación que existe entre ambos no afecte a la vida institucional.

"Ha habido pequeños desencuentros que se han solucionado dialogando", indica Fernández Vaquero, que agradece a ambos su actitud conciliadora y desea que, de cara la próxima legislatura, Podemos pueda contar con "un grupo unido".

Con todo, cree que Llorente no renunciará a su acta de diputado antes de que se disuelvan las Cortes.

Lo cree que haya 'superdomingo'

Por otra parte, Fernández Vaquero, no prevé que el 26 de mayo, día en que se celebrarán las elecciones locales, autonómicas y europeas, se convoquen también los comicios nacionales, aunque advierte de que toda la política nacional está condicionada por la situación en Cataluña.

De esta forma, Fernández Vaquero reflexiona, en una entrevista concedida a la Agencia Efe, sobre el escenario electoral mundial, "muy cambiante", en el que "no hay discusión, no hay diálogo" e incluso "el mundo se dirige por Twitter, porque una mañana se levanta Donald Trump y escribe un 'tuit' y cambia el mundo".

También analiza cómo han evolucionado los partidos tradicionales en Europa y, en concreto, la socialdemocracia, y comenta que "en Italia está gobernando la extrema derecha, en Francia a Macron se lo están comiendo por los pies", en alusión a las protestas de los denominados 'chalecos amarillos' y, en general, "Europa está dividida en mil".

Con todo ello, apunta que, a día de hoy, no prevé un "superdomingo electoral" para el 26 de mayo y estima que las elecciones generales se podrían celebrar en otoño.

Este cálculo, que a su entender sería "lo razonable", lo obtiene al considerar que al inicio de año se presentarán los presupuestos generales del Estado, pero que será "complicado" sacarlos adelante y, por ello, se celebrarán las elecciones locales y autonómicas en mayo y las generales, en octubre, porque "por encima de esas fechas, va a ser imposible mantenerse en el Gobierno con 84 diputados y sin presupuesto".

No descarta, tampoco, que pueda haber elecciones generales en marzo, pues advierte de que lo que está condicionando toda la política nacional es el debate independentista en Cataluña.

En este sentido, cree que los ciudadanos de todo el país están preocupados por la situación de Cataluña, aunque también percibe "hartazgo" sobre el tema y, por ello, considera que lo que pide la ciudadanía es "una solución rápida y dejar de dar vueltas al asunto", aunque admite que no es fácil, pues si lo fuera "ya se habría adoptado" y que "todo tiene su contrapartida".

En esta línea, y tras los resultados de las elecciones andaluzas que hacen posible que el PSOE pierda el Gobierno autonómico por primera vez en democracia, Fernández Vaquero afirma que la situación de Cataluña ha influido en este resultado, porque el debate independentista tendrá repercusión en los comicios de toda España, aunque no cuantifica el porcentaje.

"Ayudar no ayuda, la situación de Cataluña no ayuda ni a Guillermo Fernández Vara en Extremadura, ni a Ximo Puig en la Comunidad Valenciana ni a Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha", señala el presidente de las Cortes citando a tres presidentes autonómicos socialistas.

Por ello, apuesta por analizar "cómo evoluciona todo", porque insiste en que "indudablemente" la política catalana influirá al resto de elecciones autonómicas, pero "hay que ver cuánto".

COMPARTIR: