09 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SE ENCONTRABAN ENRISCADAS

Dos castellano-manchegas tienen que ser rescatadas en helicóptero en el Pirineo

Agentes de la Guardia Civil de Montaña han rescatado este fin de semana a once personas, de las que tres son mujeres, y el resto, ocho hombres, que se han accidentado cuando realizaban actividades deportivas en el Pirineo oscense. A ellos se suma el rescate de otro montañero que posteriormente falleció.

El primer rescate ha tenido lugar este viernes, 9 de agosto, cuando dos mujeres, de 54 y 53 años y vecinas de Guadalajara, se encontraban enriscadas en las proximidades del barranco de Argualas, término municipal de Panticosa.

Debido a la verticalidad y orografía eran incapaces de moverse por lo que solicitaron ayuda. Se activó a especialistas del EREIM de Panticosa y Unidad Aérea de Huesca y una vez sobrevolada la zona, se las localizó en un lugar de muy difícil acceso por lo que la aeronave realizó un ciclo de grúa. En el primer ciclo de grúa bajaron al lugar los dos especialistas para asegurar a las enriscadas y preparar la evacuación, que se hizo en dos ciclos diferentes con especialista yvictima. Una vez en la aeronave fueron evacuadas al Balneario de Panticosa.

También este pasado viernes se rescató a un joven de 32 años y vecinos de Motril (Granada) que había sufrido un posible esguince en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido cuando realizaba la ruta desde el Refugio de Góriz a la pradera de Ordesa dentro del término municipal de Fanlo (Huesca).

Ese mismo día se evacuó a un senderista francés de 41 años que había sufrido una caída de unos 30 metros por una ladera de hierba y roca en la zona del Pico Salvaguardia, en el término municipal de Benasque, ha detallado la Guardia Civil en una nota de prensa.

El GREIM de Benasque, la Unidad Aérea con base en Benasque y el médico del 061 acudieron al lugar y lo localizaron en la ladera sur del pico Salvaguardia, lugar con una fuerte pendiente, tumbado en el suelo y arropado con una manta térmica junto a otras dos personas que le acompañaban.

En una zona bastante llana, aterrizó el helicóptero, unos cien metros por debajo de donde se encontraba el accidentado, descendiendo los dos especialistas y médico del 061, que caminando llegaron hasta el senderista. Una vez examinado presentaba una posible rotura de ligamento en su rodilla derecha por lo que se le inmovilizó la pierna lesionada, y tras realizar un ciclo de grúa fue izado con un especialista a la aeronave y trasladado hasta la helisuperficie de Benasque, y de allí con una ambulancia convencional al Centro de Salud de Benasque.

La jornada concluía con el rescate de una barranquista francesa de 51 años, que había sufrido una posible lesión en la espalda tras un salto a una poza en el Barranco Miraval, en el término municipal de Fanlo.

El lugar se desplazó el especialistas del GREIM de Boltaña, con tripulación de la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061, que tras localizarla la izaron a la aeronave y la trasladaron a la helisuperficie de Boltaña para luego transferida en ambulancia medicalizada al hospital de Barbastro.

El sábado rescataron el único fallecido de los doce deportistas accidentados. Se trata de un hombre de 75 años y natural de Zaragoza, que falleció tras precipitarse por una canal de piedra de unos 150 metros cuando descendía el pico de La Gabarda, en el término municipal oscense de Panticosa.

Otro rescate ha sido el de otro vecino de Zaragoza que sufrió un posible esguince de rodilla cuando descendía el pico Collarada, en Villanúa, y se localizó en las proximidades del Paso de la Trapa.

Especialistas del SEREIM de Jaca acudieron al lugar en vehículo oficial, accediendo por la pista que conduce hasta el refugio de La Trapa localizando al herido y una vez comprobado su estado físico se le evacuó en vehículo hasta la localidad de Villanúa y de allí, por petición del herido, se dirigió por sus propios a un Centro Sanitario.

Un venezolano de 47 años es otra de las personas rescatadas por el EREIM de Panticosa que cuando realizaban un servicio próximo al Pico de la Gabarda, fueron requeridos para atender a esta persona había sufrido una torcedura de tobillo cuando se encontraba en el paraje próximo al refugio de Respomuso del término municipal de Sallent de Gallego.

Debido a la torcedura se le había inflamado mucho el tobillo y el dolor le impedía continuar la marcha. La pareja del Ereim de Panticosa junto con el helicóptero y la tripulación que estaba efectuando el anterior rescate se dirigió al lugar del accidente localizando al herido y lo trasladaron a la helisuperficie de Panticosa, donde esperaba una ambulancia que lo trasladó al Hospital de Jaca para pruebas diagnósticas.

También se ha rescatado a dos jóvenes de 22 y 28 años, vecinos de Barcelona, que se habían extraviado mientras descendían del pico Tozal de Guara en el término municipal de Nueno. Los dos senderistas se encontraban posiblemente agotados y deshidratados.

Se activó inmediatamente a especialistas del EREIM de Huesca y Unidad Aérea de Huesca que acudieron al lugar. Una vez en la zona se sobrevoló en busca de los senderistas, siendo localizados con evidentes síntomas de deshidratación por lo que fueron evacuados hasta la helisuperficie del Hospital San Jorge de Huesca.

El sábado concluyó con el rescate de un ciclista zaragozano que había sufrido un accidente grave en las proximidades de Artieda (Zaragoza), que se encontraba sin cobertura, facilitando a la vez el teléfono de los componentes del grupo de Tarazona que han sido activados para recabar más información.

Además de que se había desplazado una patrulla de Luesia, solicitaban el apoyo de la Unidad Aérea de Huesca. Una vez recogidos los especialistas del SEREIM de Jaca y el enfermero del 061 se dirigieron al lugar, sobrevolando la zona hasta localizar donde se encontraba el accidentado junto a una patrulla de Seguridad Ciudadana de Luesia.

Tras aterrizar en las proximidades, fue atendido e inmovilizado por el sanitario e introducido en la aeronave para ser trasladado al Hospital San Jorge de Huesca para pruebas diagnósticas.

Este domingo, la Guardia Civil trabaja en el rescate de un barranquista que ha podido sufrir un posible esguince de tobillo en el barranco Miraval, en el término municipal de Fanlo.

COMPARTIR: