TANTO EMPRESAS COMO AUTÓNOMOS

El 75% de los negocios de Ciudad Real ven imposible su supervivencia tras la crisis

Existe un profundo temor entre las empresas y autónomos de la región de que su negocio se lo pueda llevar la crisis del coronavirus. Así lo indican los datos aportados por la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir), que avanza que el 75% de ellos dudan de que se pueda mantener su actividad en la provincia tras la pandemia. Todo ello después de analizar una muestra considerable, de 8.000 consultas recibidas, en el servicio de asesoramiento que están prestando durante el confinamiento. 

La reducción del consumo de productos y servicios, la suspensión de pagos y la falta de proveedores está afectando negativamente en la oferta y, en consecuencia, en la facturación de la inmensa mayoría de los sectores productivos que, se prevé, necesitarán mucho tiempo y esfuerzo para, una vez superada la crisis sanitaria, se restablezca un ritmo de actividad que garantice la sostenibilidad de la mayor parte de los negocios. 

Estos datos coinciden con los recogidos a través de la encuestas que Fecir, en colaboración con Cecam y el resto de organizaciones empresariales, han realizado a través de la página web y de las que la Confederación Regional publicó, la pasada semana, los primeros resultados, entre los que destacaba que la mayor preocupación de las empresas es la continuidad de su negocio, una vez se supere la crisis sanitaria, señalando que 7 de cada 10 empresarios y autónomos de la región manifiestan que ésa es su preocupación prioritaria. 

Desde Fecir se quiere alertar de la situación que puede crearse en nuestro territorio si, desde las administraciones públicas, no se adoptan medidas efectivas y urgentes, que permitan la supervivencia del tejido empresarial y, en consecuencia, de los puestos de trabajo que desde este sector se genera. Por lo que reitera el llamamiento que, desde hace semanas, se lleva haciendo desde esta organización.

En concreto, se insiste en que la prioridad de todos (administraciones, organizaciones empresarales y sindicatos) ha de ser garantizar dicha supervivencia, "pues de seguir sin medidas efectivas, reales y consensuadas hacia el sector productivo, la preocupación, una vez pase la crisis sanitaria, no tendrá que ser el número de ERTE concedidos, ni recuperar los puestos de trabajo perdidos o facilitar financiación para el pago a proveedores; la preocupación y el verdadero problema al que se enfrentará nuestra provincia (y el país) será el considerable aumento de concursos de acreedores y la desaparición de nuestro tejido empresarial”, como ya ha repetido en numerosas ocasiones, Carlos Marín, presidente de esta Federación.

Para finalizar, la organización empresarial provincial, nuevamente en palabras de su presidente, quiere lanzar un ruego "a la sociedad, en general, para que desoigan mensajes intencionados que buscan desfigurar, incluso demonizar, la imagen del empresariado de nuestra provincia, que no es otro que el que ve su empresa y sus trabajadores como su segunda familia; y que se implica por su entorno (sólo hay que ver las iniciativas que han salido desde las empresas estos días)".

Para este empresariado, Carlos Marín también quiere tener "unas palabras de ánimo a nuestros empresarios, empresarias, autónomos y autónomas. Son momentos difíciles y el futuro se presenta seguramente peor, pero sabemos lo que es trabajar duro y con todo en contra. A vuestro lado siempre estará Fecir y sus organizaciones miembro.

Desde la agrupación, apuntan que "es precisamente en estos momentos duros cuando tenemos que estar unidos y apoyarnos entre todos. Y para articular esa unión, para seguir informando y asesorando, pero, sobre todo, para ejercer esa responsabilidad de representar y defender los intereses de cada autónomo y empresario de la provincia de Ciudad Real es para lo que se fundó esta Federación. Las circunstancias son difíciles y Fecir estará a la altura de éstas".

Compartir