DESDE FEUSO

Piden que los profesores de Castilla-La Mancha tengan medidores de CO2 para garantizar la ventilación

La Federación de Enseñanza de Castilla-La Mancha ha presentado este martes a la comunidad educativa el Plan [email protected] para dar respuesta a las numerosas incertidumbres y dudas que pese presentan con la llegada del frío en la correcta ventilación de las aulas. 

Este Plan, basado en la 'Guía para la Ventilación en las Aulas' del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, IDAEA-CSIC, y publicado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, tiene como objetivo conseguir el equilibrio entre una suficiente ventilación y calidad del aire del aula y evitar un consumo excesivo e innecesario de los recursos energéticos de calefacción.

Según han explicado desde FEUSO, [email protected] consiste en tomar muestras de tiempos de ventilación y niveles de CO2 a lo largo de una jornada lectiva, trasladando estos valores a la herramienta informática (el responsable COVID de cada centro podría ser una opción) y consiguiendo así los valores de concentración de estado estable de CO2 y el valor promedio y máximo del aula, proporcionando también el caudal objetivo de aire exterior.

Si el valor de concentración de CO2 del aula está próximo y es inferior al valor de concentración de estado estable (valor máximo) se habrá optimizado el tiempo de ventilación. Si no es así, se realizarán nuevos ensayos con otros tiempos de ventilación consiguiendo niveles aceptables de calidad del aire con un menor consumo de los recursos energéticos.

Desde FEUSO señalan que "lo ideal sería tener un monitor de CO2 visible por el profesorado de manera permanente, en su mesa junto con el informe". Una vez determinado el valor de concentración en estado estable de CO2 (valor máximo) y visualizando el monitor, en caso de que la concentración del aula sea próxima a la máxima, puede actuar en la ventilación y así garantizar la calidad del aire. De no ser así, lo ideal es muestrear inicialmente las aulas con mayor densidad de alumnos por su dimensión, verificar los valores y adecuar los tiempos de ventilación.

Para finalizar, una vez logrados los niveles de ventilación en estas aulas debería ir comprobando el resto. Para ello "se establecerá un calendario de muestreo para comprobar que los valores de los primeros ensayos se mantienen en el tiempo", han concluido.

Compartir