15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SOLIDARIDAD

Voluntarios castellano-manchegos de Cruz Roja colaboran en la llegada de inmigrantes a Andalucía

Voluntarios de Cruz Roja Castilla-La Mancha se han desplazado en los últimos días a diferentes provincias andaluzas para colaborar en la llegada de inmigrantes, y la organización ya tiene preparado otro equipo para su traslado al sur.

Así lo ha confirmado, en declaraciones a Efe, el presidente regional de Cruz Roja, Jesús Esteban, que ha precisado que los dos equipos de voluntarios que ya han ido a Andalucía se han trasladado desde Albacete y Ciudad Real a las provincias de Almería y Cádiz, mientras que el último equipo preparado partirá desde Toledo con destino Algeciras.

Asimismo, Esteban ha explicado que Cruz Roja -organización a la que el Gobierno de España encomienda la gestión ante la llegada de inmigrantes- celebró a finales de la pasada semana un comité nacional en el que acordó la colaboración de todas las comunidades autónomas para el reparto de los inmigrantes en los primeros días.

En este sentido, ha indicado que la primera acogida dura unos cuatro o cinco días, en los que se procede a atender las necesidades básicas de los inmigrantes -ropa, comida, atención sanitaria- mientras se estudia su situación legal, y a partir de esos días pasan a depender de las autoridades de cada lugar.

A este respecto, Esteban ha hecho hincapié en que hay que distinguir los solicitantes de asilo y de protección internacional y los que son "inmigrantes por temas económicos", porque el tratamiento jurídico es diferente.

Con todo, el presidente regional de Cruz Roja ha afirmado que la organización ha empezado a trabajar en la búsqueda de recursos en Castilla-La Mancha que puedan albergar la primera acogida temporal de grupos numerosos de inmigrantes, como polideportivos o albergues.

No obstante, ha asegurado que aún no hay nada concretado y que lo que está haciendo Cruz Roja en estos momentos es ver las posibilidades que existen en toda la región.

Por lo tanto, el trabajo ahora se está centrando en la colaboración, mediante voluntarios, con las provincias más afectadas y, al mismo tiempo, de cara a que no tengan toda la responsabilidad las mismas provincias, el resto de comunidades autónomas está en la búsqueda de lugares para la atención de los inmigrantes en los diferentes territorios.

Desacuerdo con la "alarma social"

Pese a todo, el presidente regional de Cruz Roja muestra su desacuerdo con la "alarma social" creada en torno a este asunto, aunque sí ha abogado por una llegada "controlada y pacífica" de inmigrantes y por que el Gobierno de España tenga su política de inmigración en la que puedan colaborar organizaciones como Cruz Roja.

Es más, ha subrayado que el año en el que mayor número de inmigrantes entraron en la Península fue 2016 con 17.000 inmigrantes, una cifra "muy reducida" a su juicio para una población de 48 millones, y máxime si se compara con otros países como Jordania en el que hay seis millones de habitantes y cuenta con cerca de dos millones de refugiados.

Además, ha recordado que Cruz Roja tiene "muchísima experiencia" en este asunto porque desde hace muchos años tiene un programa de inmigrantes y refugiados, por lo que "de momento tenemos recursos suficientes porque tenemos el apoyo de la sociedad, de los voluntarios y de la Unión Europea", ha remarcado.

Por ello, Esteban ha apostado por "huir de políticas alarmistas y xenófobas" porque, además, la sociedad española y la castellanomanchega es "suficientemente solidaria", ha concluido. 

COMPARTIR: