PUNTO FINAL 118 AÑOS DESPUÉS A UN CASO RECOGIDO EN UN LIBRETO HISTÓRICO

La crónica de las 1.000 pesetas con las que el alcalde Jesús Martín acaba de hacer historia en Valdepeñas

El Ayuntamiento de Valdepeñas (Ciudad Real) ha saldado este lunes, 118 años después, una deuda de 1.000 pesetas que había contraído con la Hermandad de la Virgen de Consolación para hacer frente a la adquisición de un manto cuyo valor ascendía en la época a 12.148 pesetas.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha hecho entrega al presidente de la Hermandad Virgen de Consolación, Antonio Ruiz, del cheque por valor de 6 euros, equivalente a la deuda contraída que figuraba en el libreto histórico de anotaciones de donativos de la Hermandad para la adquisición del manto de la patrona de la localidad, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Se trata, según ha apuntado Martín, de un "icono" de la ciudad. "Los regidores y regidoras tenemos que asumir nuestro pasado porque estamos representando a una institución y por lo tanto no podemos hacer de esto una cuestión personal ni patrimonializarlo", ha indicado.

En cuanto a las críticas que ha suscitado en redes sociales esta iniciativa, ha señalado que estas cosas hay que hacerlas "sin complejos, con buena voluntad". "No hay que olvidar que hay una junta directiva de la hermandad, un trozo de Valdepeñas que se vuelca y hace una forma de vida a través de eso que nos hace mejores porque nos forja una identidad".

Por ello, ha pedido a los agnósticos como él mismo o a los ateos que cuanto menos muestren respeto hacia este tipo de historias. "Las personas que nos dan una identidad a través de una simbología respetan al que es agnóstico o no creyente, no lo ataca", ha añadido.

Por su parte, el presidente de la Hermandad Virgen de Consolación, Antonio Ruiz, ha agradecido que el Consistorio haya tenido el gesto de saldar su deuda histórica con la patrona. "Los intereses están cobrados con la ayuda del Ayuntamiento a la Hermandad de la Virgen, que nos ayuda cada año en la medida de sus posibilidades en la logística, en el arreglo de calles y se ha volcado el pasado año en la visita extraordinaria de la Virgen a Consolación levantando generosamente un memorial del antiguo santuario que sepa Dios los que les costara".

"Hoy estamos abocados a la coronación pontificia de la patrona y ya tenemos su ayuda logística", ha manifestado, para concluir que esa coronación pontificia, que tendrá lugar el próximo 1 de junio, será "un gran acto cívico y religioso para la localidad".

COMPARTIR: