ENTREVISTA

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel: "Es muy duro arrancar el día firmando licencias de apertura de sepulturas"

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel

El alcalde de Damiel, Leopoldo Sierra, ha reconocido que ha vivido momentos "muy duros" en la gestión de la pandemia, apuntado los fallecimientos de sus vecinos como el extremo más complicado de afrontar. "Es muy duro arrancar el día firmando licencias de apertura de sepulturas", asegura en declaraciones a Europa Press.

Por ello, ha querido elevar el pésame "por todas las pérdidas" que está sufriendo la localidad, al tiempo que ha agradecido la "responsabilidad" con la que sus vecinos están cumpliendo con las órdenes de confinamiento.

En Daimiel ya se establecieron protocolos propios antes de la declaración del estado de alarma, por lo que Sierra ha asegurado que "se han echado en falta instrucciones de los gobiernos regional y nacional".

Desde el primero momento, el Consistorio daimieleño empezó a restringir la actividad de cara al público, tal y como recuerda. Además, el movimiento vecinal empezó a coordinarse a través de muchos voluntarios que han ayudado en la confección de material sanitario para repartir entre los centros sociosanitarios de la comarca.

Bomberos, sanitarios, farmacias e incluso establecimientos de alimentación han recibido de manos de este voluntariado gran cantidad de unidades de protección, a lo que Sierra ha sumado el trabajo de los agricultores de la localidad, que desde el primer momento pusieron a disposición del pueblo su maquinaria para colaborar en las tareas de limpieza.

Como otra de las medidas a destacar, Daimiel ha mantenido abierto las 24 horas del el centro de alojamiento de transeúntes; y se han enviado dibujos a los niños de hasta 10 años para organizar más adelante una gran exposición.

Medidas para la recuperación

De cara a la recuperación económica, Leopoldo Sierra avanza que ya se ha reunido con los empresarios daimieleños para analizar unos criterios de colaboración que pasan por aplazar el cobro de impuestos y tasas al último trimestre y fraccionar estos pagos "en la medida que se pueda".

Se van a suprimir las tasas de instalación de terrazas por parte de bares y restaurantes, "el sector más castigado al que hay que apoyar".

En todo caso, aunque habrá que analizar más posibles medidas, sí ha avisado de que el Ayuntamiento no puede "dejar de pagar nóminas o de pagar a proveedores", por lo que habrá que buscar "un equilibrio que haga sostenible" los incentivos.

Leopoldo Sierra ha reconocido que a nivel municipal toda la corporación, más allá de colores políticos, está "uniendo esfuerzos" de cara a ayudar a los vecinos. Eso sí, en el plano regional, habrá que analizar algunos extremos a la vuelta de la crisis.

La propuesta del alcalde de Damiel pasa ahora por poner en marcha la realización de test masivos a toda la población, algo "fundamental" para controlar esta pandemia.

Compartir
Update CMP