ENTREVISTA CON CRISTINA MAESTRE

El PSOE regional va a la carga para defender el Tajo con mociones en Ayuntamientos y Diputaciones

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

El PSOE de Castilla-La Mancha tiene previsto presentar mociones en todos los ayuntamientos y diputaciones de la región y en las Cortes en defensa del Tajo y pedir el fin de los trasvases al Segura, para lo que se propone como alternativa el uso de las desaladoras. Su vicesecretaria y portavoz, Cristina Maestre, explica en una entrevista concedida a la Agencia Efe que el objetivo de dicha moción no es sólo que se visibilice el mal estado del Tajo y que "no puede seguir así", sino que también se "entienda" que todos los ciudadanos de la región se ven damnificados por ello y que el "PP sienta la presión ciudadana".

"Lo que no se puede entender es que todo el mundo vea cómo está el Tajo, cómo están los embalses de cabecera, incluso cuando llueve, y que el PP siga apoyando una y otra vez los trasvases que aprueba el Gobierno de una forma totalmente injusta", lamenta Maestre. En la moción, el PSOE apuesta por "ser posibilista" y en vez de "perderse en debates de 400, 500, 600 ó 900" hectómetros cúbicos en los pantanos de cabecera, planteará "que los pantanos están en niveles mínimos" y un modelo nacional de agua que apueste por otros modelos del uso del agua y señalar al mar como opción, como el uso de las desaladoras en Levante, que supondrá que esta zona no tenga "necesidad de trasvases Tajo-Segura".

Respaldo nacional

Maestre subraya que en este planteamiento, el PSOE de Castilla-La Mancha cuenta con el apoyo del partido a nivel nacional y también "con la empatía" de los socialistas valencianos y murcianos, aunque admite que "otra cosa es que ellos renuncien a defender lo suyo", un extremo que "también hay que entender".

Olvidados en infraestructuras

Ésta es una de las acciones que el PSOE regional tiene previsto desplegar a lo largo de los doce meses que restan hasta que se convoquen las elecciones autonómicas de 2019, un año en el que el PSOE quiere "dar un impulso político especialmente en las cosas más necesarias y sangrantes para Castilla-La Mancha", como que la región "es la gran olvidada" del Gobierno central en infraestructuras, tanto en carreteras como en ferrocarril.

Maestre denuncia que no solo Castilla-La Mancha es una de las regiones con menos inversión en los Presupuestos Generales del Estado, sino que además "de lo poco" que prevén invertir "apenas se gasta un 30 por ciento", es decir que "ponen poco en las partidas y encima no lo gastan".

"No siempre, por haber mirado el ombligo del propio partido, hemos trabajado suficiente como para explicar lo que estamos haciendo, que son cosas muy importantes", admite Maestre en alusión a los procesos congresuales, tanto a nivel nacional, regional y provincial que ha vivido el partido a lo largo de 2017. 

En este sentido, valora que tras el congreso regional, el partido está "totalmente engrasado para trabajar" el año que queda y lo hará "desde la unidad absoluta, sólida, sin fisuras" y "de forma incansable" para "ser el altavoz de lo que está haciendo el Gobierno, que es el programa político del PSOE y lo está cumpliendo". Entre las principales labores a resaltar antes de las elecciones está explicar que en Castilla-La Mancha "se ha invertido más en sanidad, en educación, tenemos más profesionales y se está recuperando la ley de dependencia".

COMPARTIR: