PORQUE HAY TRANSMISIÓN COMUNITARIA

Advertencia del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha: "Estamos contagiando a los mayores"

Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha lanzado una seria advertencia sobre la propagación del coronavirus en la comunidad autónoma: "Como la transmisión ya está siendo comunitaria se lo estamos contagiando a los mayores". "Esto exige que tengamos mucho más cuidado", ha asegurado durante una rueda de prensa en la que ha explicado las nuevas medidas de restricción de la movilidad que van a entrar en vigor desde la medianoche del viernes.

Fernández Sanz, que ha recordado que este 29 de octubre se cumplen justo ocho meses desde que se diagnosticó el primer caso de COVID-19 en Castilla-La Mancha, algo que sucedió el pasado 29 de febrero, ha incidido en que, actualmente, hasta 94 residencias de mayores tienen algún caso activo de coronavirus en estos momentos en la región. "El comportamiento de estos centros es igual que el de la propia sociedad. Si tenemos muchos casos fuera vamos a tener muchos casos dentro", ha explicado.

Por ello ha hecho un llamamiento a la prudencia, aunque ha afirmado que la mortalidad en las residencias a causa del COVID se ha reducido notablemente en relación a la primera oleada de la pandemia. "Desde el inicio de la crisis y hasta el 21 de junio 1.300 personas con PCR positiva fallecieron en las residencias y desde esa fecha hasta aquí, cuando ha transcurrido más o menos el mismo tiempo, han fallecido 133". "Antes morían casi 12 personas al día y ahora una al día. No es, por supuesto, para pensar que esto es bueno, pero el comportamiento es diferente", ha defendido.

Pese a que ha reconocido que el aumento de los contagios que se está produciendo durante los últimos días (unos 900 diarios, casi la mitad de ellos en la provincia de Toledo) genera una "preocupación importante", Fernández Sanz ha asegurado que dicho incremento está teniendo "poca afectación en la actividad asistencial", puesto que los hospitales mantienen una media de 700 pacientes ingresados en cama convencional y 70 en UCI. 

"La capacidad asistencial sigue estando bien", ha dicho el consejero, que ha recordado que "la repercusión actual no es la misma que en la primera oleada", cuando los hospitales de Castilla-La Mancha tuvieron a 4.000 personas ingresadas y 400 en cuidados intensivos.

Finalmente, preguntado sobre las previsiones a futuro sobre la evolución de la pandemia, Fernández Sanz ha señalado que es "difícil saber cuándo se va a producir el pico" y que, de hecho, se espera que esta segunda oleada tenga "más latencia que pico".

En la misma rueda de prensa, el consejero se ha mostrado confiado en que el decreto de estado de alarma publicado hoy con nuevas medidas como el cierre perimetral de la comunidad, el toque de queda desde la medianoche o el máximo de seis personas en reuniones va a ser "muy positivo" para combatir la expansión del virus, aunque ha recomendado el "autoconfinamiento" de cada uno para evitar los contagios.

Compartir