23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PIEDRABUENA

Un centro de educación para personas adultas de Ciudad Real, premiado por el Ministerio de Educación

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha reivindicado este miércoles la "actitud de permanente aprendizaje" frente a una sociedad "que se transforma a gran velocidad", y ha señalado la formación "a lo largo de la vida" como un antídoto contra el "riesgo" de exclusión.

"En la sociedad del conocimiento en la que nos encontramos, debemos adoptar una actitud de permanente aprendizaje para evitar perder el pulso de un saber que se transforma a gran velocidad", ha dicho Celaá durante la entrega de los premios Miguel Hernández, celebrada en la sede del Ministerio en Madrid, durante la que se ha reconocido al Centro de Educación de Personas Adultas Montes Norte de Piedrabuena.

Estos premios reconocen la labor realizada por instituciones públicas, entidades privadas sin ánimo de lucro y centros públicos de Educación de Personas Adultas para el fomento del aprendizaje a lo largo de la vida, y reciben el nombre del poeta alicantino por ser un símbolo de aprendizaje autodidacta, ha subrayado Celaá.

"Es un acto de justicia y aprecio" hacia Hernández, según la ministra, que ha recordado cómo el poeta "dejó la escuela a los 14 años pero siguió colaborando con otros intelectuales en las misiones pedagógicas de la República" a pesar de "ser pastor y haber pasado hambre y sufrimiento".

En esta edición de los Miguel Hernández, el primer premio ha galardonado al Centro de Educación de Personas Adultas Abril de Badajoz, por su proyecto 'Prometeo: una forma natural de entender y atender la diversidad', una propuesta curricular orientada a compensar desigualdades y a garantizar experiencias de éxito a los adultos con baja autoestima e historias previas de fracaso escolar.

El segundo premio ha sido para la Asociación del Voluntariado de Prisiones de Granada por su proyecto educativo 'Transición', donde un grupo de voluntarios, en su mayoría profesores jubilados, ayudan a internos con escasa formación y procedentes de ambientes deprimidos.

El tercer premia ha recaído en la Fundación Balia por la Infancia de Madrid por su proyecto 'Conecta mayores - conecta joven", en el que jóvenes de 14 a 18 años trabajan de forma voluntaria y altruista con personas mayores con dificultad en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Además, el jurado de los premios ha reconocido con la mención especial Julián Sanz del Río a tres centros: al Centro de Educación de Personas Adultas Montes Norte de Piedrabuena (Ciudad Real), al Centro de Educación de Personas Adultas Villaverde (Madrid) y al Centro Público de Educación de Personas Adultas Cuenca Minera de Teruel.

COMPARTIR: