FRANCISCO JAVIER PULIDO

El exalcalde y médico conquense que ha superado el COVID-19: "Cada cierto tiempo habrá un nuevo brote"

Fran Pulido, médico de Urgencias del Hospital de Cuenca y exalcalde de la ciudad (Foto: Voces de Cuenca) Fran Pulido, médico de Urgencias del Hospital de Cuenca y exalcalde de la ciudad (Foto: Voces de Cuenca)

Francisco Javier Pulido, médico y exalcalde de Cuenca por el Partido Popular, dejó su cargo y la política hace algunos años para incorporarse al servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Luz. Ahora, ha tenido que enfrentarse a la crisis del coronavirus en primera línea de batalla, pues además de trabajar para combatir el COVID-19, él mismo ha sido uno de los sanitarios contagiados. 

Durante el mes de marzo, cuando la pandemia empezaba a hacerse visible en los hospitales, Pulido se vio afectado por el virus y tuvo que abandonar su puesto de trabajo. Es por ello que no vivió "la experiencia más dura" a la que todos sus compañeros tuvieron que dedicarse "en cuerpo y alma". 

El doctor considera que "ningún hospital estaba preparado par hacer frente al coronavirus", pero que "con aciertos y errores, se ha conseguido salir hacia adelante" y "no hay que bajar la guardia".

Pulido señala que "fueron momentos muy duros en los que incluso hubo que atender a los enfermos dentro de las ambulancias". Además, sostiene que "la situación no se ha tratado bien por parte del Gobierno y las autoridades sanitarias" que, según afirma, "han sido verdaderamente incompetentes".

En cuanto a la situación en Castilla-La Mancha, una de las regiones de España más afectadas, considera que el problema ha sido "no ocuparnos de nuestros mayores y dejarlos de la mano de Dios hasta muy entrada la pandemia".

El doctor cree que " a nivel regional, ha sido todo improvisación y nadie ha tenido la capacidad para implantar las medidas que tenían que haberse tomado al principio". "No hacíamos caso desde otros países como Italia cuando nos empezaron a avisar y así ha pasado. Te dicen que viene el lobo y, el día que llega, se come a todas las ovejas". 

A pesar de que, actualmente, "la situación es bastante mejor", Pulido pide a la ciudadanía "sensatez, responsabilidad y sentido común", pues "el avance de la  desescalada no significa haber combatido el virus". 

En lo que respecta a Cuenca, el médico señala que "se ha mejorado mucho" y que ahora "son más los enfermos que acuden al hospital por otras patologías", lo que demuestra que "el progreso está siendo buenio". Sin embargo, "para octubre podría haber otro brote y es necesario que la gente esté concienciada". 

"El clima nos va a beneficiar y el virus va a ser más bondadoso, pero eso no significa que vaya a desaparecer. Es una enfermedad que viene para quedarse y, cada cierto tiempo, habrá un nuevo brote que debemos controlar. La ventaja es que ahora los hospitales estarán mas preparados y se tiene mas conocimiento científico sobre lo que hay que utilizar o no utilizar", ha concluido. 

Compartir
Update CMP