05 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

RECUERDA LA IMPORTANCIA DE PEDIR LOS ANTICIPOS DEL VIÑEDO

El mejor consejo del día lo ha dado este jueves el titular de Agricultura, Martínez Arroyo

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de la JCCM
Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de la JCCM

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha recordado este jueves a los agricultores la importancia de solicitar los anticipos y en caso de tenerlos, presentar aval para cobrar las ayudas de reestructuración del viñedo antes del 15 de octubre.

El consejero ha recordado en Tomelloso, durante su visita a la cooperativa Vinícola de esta localidad ciudadrealeña, que el próximo viernes 4 de octubre un total de 200 viticultores de la región recibirán un nuevo abono de las ayudas de reestructuración de viñedo por importe de tres millones de euros, ha informado la Junta.

En pleno corazón de La Mancha y con la vendimia generalizada en la zona, Martínez Arroyo ha agradecido a su alcaldesa, Inmaculada Jiménez, el compromiso con el sector agroalimentario y ha puesto en valor el tejido productivo de esta ciudad, un sector "del cual hay que presumir”, ha dicho y ha puesto como bodega de referencia a Vitícola de Tomelloso, que “hace las cosas muy bien”.

Se trata de cumplir con lo que ha denominado “la triada de la calidad”, algo que alcanza esta bodega, porque apuesta por la calidad, por el embotellado, por vender el vino en un envase, lo cual genera mayor rentabilidad y mayor valor económico, y en tercer lugar, por la Denominación de Origen La Mancha.

La calidad, el embotellado y la apuesta por las denominaciones de origen son de esta forma los tres ejes que resumen lo que “debemos hacer en Castilla-La Mancha en el sector vitivinícola, porque de esta manera se camina para hacer más rentable las explotaciones de los viticultores", ha subrayado.

Y ha apostillado que, "si seguimos en esta dirección, se alcanzarán los retos que se propongan en el sector vitivinícola, reflejados en el Plan Estratégico del Sector Vitivinícola".

Los inicios de la sociedad cooperativa que esta tarde ha visitado Martínez Arroyo se remontan al año 1986, cuando 28 familias de viticultores y elaboradores con bodega propia decidieron unirse con el objetivo de comercializar conjuntamente los vinos que cada uno de ellos elaboraba de forma tradicional en sus cuevas, acometiendo inicialmente y de forma conjunta un proyecto de reestructuración de viñedo.

Hoy, más de tres décadas después, la empresa cuenta con las producciones de 57 socios, emplea a 12 personas y está presente en más de 20 países en 4 continentes, destacando en las primeras posiciones los países centroeuropeos, como Alemania y Holanda, entre otros, y vendiendo sus vinos bajo el amparo de la Denominación de Origen La Mancha.

COMPARTIR: