PP Y PSOE EN CLM CRITICAN LA POLÍTICA TRASVASISTA

Temor en Castilla-La Mancha por la posible autorización de otro trasvase en septiembre

El PP de Castilla-La Mancha teme que en el mes de septiembre se autorice un nuevo trasvase del Tajo al Segura y ha advertido de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en una entrevista concedida a ABC no ha dicho "en ningún momento que no vaya a haber más trasvases".

Así se ha pronunciado la diputada del Grupo Parlamentario Popular María Roldán quien ha recordado al PSOE que fueron ellos los que dijeron que "iban a cortar" los trasvases si llegaban al Gobierno. "Ya están en el Gobierno, están en posesión de los mecanismos necesarios para impedir los trasvases y la realidad es que se sigue trasvasando", ha afirmado.

"Ya son dos los trasvases que se han llevado a cabo desde que el PSOE está en el Gobierno de la nación", ha enfatizado la diputada 'popular' en una rueda de prensa en las Cortes, donde ha ironizado diciendo que no sabe si desde que gobierna el PSOE "los trasvases ya no son tan malos".

Roldán ha apuntado que el PP siempre ha defendido el agua en cantidad y en calidad para Castilla-La Mancha y para el resto de España siempre ha defendido un Pacto Nacional del Agua. Dicho esto, ha sacado pecho del hecho de que la expresidenta regional María Dolores de Cospedal consiguiera una reserva estratégica de 400 hm3 en cabecera, frente --ha criticado-- "los cero litros" que ha conseguido el presidente, Emiliano García-Page.

No obstante, la parlamentaria del PP, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, ha tendido la mano al PSOE para defender el agua en Castilla-La Mancha pero con "coherencia".

El PSOE, totalmente en contra de los trasvases

Por su parte, el PSOE de Castilla-La Mancha se ha defendido de las acusaciones del PP asegurando que sigue estando en contra de los trasvases "aunque los apruebe un Consejo de Ministros socialista". "Nosotros no cambiamos de posición ni dependiendo de cómo sople el viento ni dependiendo del gobierno que esté en Madrid", ha avisado la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Blanca Fernández.

El presidente de la región, Emiliano García-Page, "tiene claro" --ha manifestado-- que por encima de cualquier cosa están los intereses de Castilla-La Mancha, incluso --ha dejado claro-- "los interese del PSOE".

"Nosotros podremos negociar, dialogar y pactar pero nunca renunciaremos a la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha", ha respondido a la diputada del PP María Roldán, que previamente ha dado una rueda de prensa en las Cortes autonómicas.

La portavoz de los diputados socialistas ha sentenciado que el PSOE castellano-manchego sigue manteniendo la misma posición de siempre, que es la de buscar alternativas que hagan innecesario el trasvase en el medio plazo para seguir desarrollando la economía y la ecología de la región pero "sin cargarnos" la de la Región de Murcia y Valencia.

"Como el PP ahora nos tiende la mano y ahora está en contra de los trasvases, parece buena ocasión para que nos pongamos de acuerdo en Castilla-La Mancha", ha espetado a los 'populares'.

Ha defendido que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la entrevista concedida a ABC, al ser preguntada si habrá más trasvases, ella responde: "No me cabe la menor duda de que, cuando se requiera, en circunstancias extraordinarias, habrá trasvase", aseguró. "¿Para todo y según se demanda? Pues hombre, yo creo que no".

Fernández ha manifestado que estas declaraciones de la ministra van en la senda de lo que defiende el PSOE en la región. Así, ha explicado que mientras el PP aboga por la interconexión de las cuencas de toda España, el PSOE propone que las cuencas sean autosuficientes.

Además, ha recordado que ellos nunca se han opuesto a trasvases para abastecimiento humano, pero sí para otros usos. Por lo tanto, ha apuntado que el Gobierno de Castilla-La Mancha seguirá recurriendo los trasvases que se aprueben y ha dicho que el PSOE de la región se ofrece a buscar alternativas para hacer innecesario el trasvase y para ponerle plazos.

Recado de los ribereños al PP

Por su parte, la Asociación de Municipios Ribereños ha censurado el "alto grado de cinismo" del Partido Popular de Castilla-La Mancha, al que ha pedido que siga su ejemplo y "no haga política" con el tema del agua y de los trasvases.

"Diputados del PP como Ana Guarinos o el diputado regional Carlos Velázquez, entre otros, han buscado el rédito político pidiendo las dimisiones de políticos como el presidente de la Junta, que han demostrado por activa y por pasiva, con PP y PSOE en Moncloa, estar en contra del trasvase", han denunciado en nota de prensa.

"Hace falta tener muy poca vergüenza política o un alto grado de cinismo, o ambas cosas, para acusarnos de callar frente al Gobierno de Pedro Sánchez, cuando desde el minuto cero en el que se ha aprobado este nuevo trasvase de agosto, tanto la Junta como nosotros hemos sido los primeros en levantar la voz", ha aducido el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla.

"Es tragicómico que protestaran contra el trasvase de julio, de 38 Hm3, a la par que trataban de vender como positiva la gestión del agua de la expresidenta Cospedal, que fue quien firmó el Memorándum que obligaba a trasvasar esa cantidad. Pero ahora que todos cargamos las tintas contra la decisión personal de la ministra Ribera, vuelven a salirse del tiesto buscando votos y agitación en vez del fin del trasvase", ha lamentado.

"¿Dónde estaba Guarinos estos años, en los que su jefa Cospedal aprobó el nefasto memorándum y un trasvase tras otro?", se preguntan desde dicha asociación, desde la que defienden que "gobierne quien gobierne" su objetivo es el mismo y no se van a callar "porque en Moncloa se siente un partido u otro".

"Le pedimos al Partido Popular de Guadalajara y Castilla-La Mancha que haga lo mismo. Quizás puedan comenzar por reconocer las barbaridades que su partido lleva cometiendo los últimos 23 años en Murcia, donde han creado, fomentado y protegido una burbuja en torno al regadío que nos ha conducido a esta situación. Porque el problema no es la falta de agua, es el exceso de demanda y de eso hay dos grandes culpables: los aguatenientes y el Gobierno de Murcia, que se lo permite", han concluido desde la asociación.

Compartir
Update CMP