CORONAVIRUS

Las organizaciones de la infancia insisten en que los niños son los grandes olvidados de la pandemia

La Plataforma de Organizaciones de la Infancia de Castilla-La Mancha (POI CLM) ha advertido de los efectos colaterales que puede tener el confinamiento en los niños, por ejemplo en sus estados de ánimo, en el sueño o en la alimentación-0 y ha pedido no olvidar los derechos de la infancia aún en esta situación de estado de alarma en el que está sumido el país por la crisis sanitaria del coronavirus.

En declaraciones a Europa Press, su presidente, Gregorio Fernández, ha asegurado que en estos momentos de crisis sanitaria desde la Plataforma de apoyo a la infancia de Castilla-La Mancha se están encontrando que "la infancia se está dejando, sea bien entendido, no de lado, pero sí está en un segundo nivel".

"Evidentemente -ha defendido- la atención sanitaria o el tema de las residencias de mayores son prioritarios y hay que estar ahí, pero una cosa es que no estemos a primer nivel y otra cosa es que se olvide".

Es por ello que ha reivindicado la labor de la Plataforma -formada por distintas entidades sin ánimo de lucro- de hacer "visible" a los niños y niñas de Castilla-La Mancha. "Queremos que las administraciones se den cuenta que la infancia está presente, y que la infancia además es un colectivo que se va a ver luego muy afectado por toda esta situación de confinamiento", ha advertido.

Según ha explicado, los pequeños de la casa están en una etapa de su vida donde la socialización es "importantísima" y además, ha apuntado, su derecho al ocio o al tiempo libre se están viendo mermados, derechos todos ellos que no por esta situación se tienen que olvidar.

Dicho esto, el presidente de la Plataforma ha llamado a la reflexión sobre la necesidad de poner en marcha en el futuro programas de cara a tratar los efectos colaterales del confinamiento en los niños ya que algunos pueden sufrir situaciones de ansiedad a la hora de volver a su ambiente normal, es decir, jugar en un parque o estar otra vez con el grupo de iguales.

Así, ha pedido a las administraciones que no se olviden de la infancia a la hora de poner en marcha cualquier tipo de medida porque "son el futuro" y la sociedad en general les ha solicitado valorar "lo bien" que se están portando los niños en esta situación.

Sobre el debate abierto de si permitir o no a los menores salir a pasear durante una hora cada día acompañados de un adulto mientras dure el confinamiento, Fernández ha dicho que hay que "ser muy cautos" y el confinamiento hay que cumplirlo "por encima de todo" ya en primer lugar está el derecho a la salud y "el sentido común".

No obstante, hay salvedades, ha dicho, como familias monoparentales o aquellos niños diagnosticadas con espectro autista y conductas disruptivas que sí que pueden salir a la calle.

Brecha digital

Desde la Plataforma de Infancia han querido poner de relieve que el confinamiento ha hecho muy evidente la brecha digital existente en España. No todos las familias tienen acceso a los mismos recursos digitales y por ello, según el presidente de la POI, muchos alumnos no pueden seguir las clases de manera virtual ni hacer sus deberes.

"Queremos que las instituciones se hagan eco de esta situación", ha enfatizado Fernández, quien ha asegurado que la alimentación es otro factor que la Plataforma está teniendo en cuenta pidiendo a las familias llevar a cabo una alimentación saludable durante estos días.

De otro lado, ha puesto en valor la labor que están desarrollando estos días los trabajadores de las entidades sociales de pisos tutelados o hogares de protección, entre otros, que, a su juicio, "son verdaderos héroes".

Compartir
Update CMP