12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ANUNCIO DEL GOBIERNO CENTRAL

El Ministerio instalará desfibriladores tras la muerte de un empleado en el Museo del Greco de Toledo

Museo del Greco de Toledo, en una imagen de archivo
Museo del Greco de Toledo, en una imagen de archivo

El Ministerio de Cultura y Deporte ha reiterado que instalará desfibriladores en todos sus centros aunque no sea obligatorio su presencia, ya que algunas regiones tienen regulado por normas autonómicas para los centros que reúnan una serie de condiciones.

Así ha contestado el departamento que dirige José Guirao a la diputada de Unidas Podemos por Málaga Eva García, quien preguntó al Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez por el suceso ocurrido este verano en Toledo, cuando falleció un trabajador del Museo del Greco el pasado 18 de julio tras sufrir días antes, el 30 de junio, un infarto en dicho centro cultural y no funcionase el desfibrilador propiedad de la empresa de seguridad.

En la respuesta, publicada en el Boletín Oficial del Congreso de los Diputados y consultada por Europa Press, el Ministerio ha lamentado en primer lugar el fallecimiento de este empleado. En el texto recoge que el incidente tuvo lugar el 30 de junio a museo cerrado y que falleció el 18 de julio "sin que se conozcan las causas del deceso".

Al mismo tiempo, asegura el departamento de Guirao, que en el Museo del Greco "se aplican todas las medidas de prevención contempladas en las normativas de prevención de riesgos laborales, seguridad, bienes culturales, edificios, etcétera". Al mismo tiempo, reconoce que actualmente no existe ninguna norma de rango nacional que obligue a contar con desfibriladores automatizados en centros como los museos adscritos al Ministerio de Cultura, pero sí que existen normas autonómicas que lo obligan, no siendo así el caso de Castilla-la Mancha.

"En todo caso, el Ministerio de Cultura va a garantizar la instalación de desfibriladores y su correcto funcionamiento en todos sus centros, incluso cuando la legislación autonómica no lo exija, asegurando que en estos momentos "ya se está tramitando el correspondiente contrato".

Sobre el desfibrilador presente en el Museo del Greco el día del suceso, el Ministerio asegura que este pertenece a la empresa adjudicataria de la seguridad de los museos estatales, Ombuds, que dicho aparato estaba ubicado en el centro de control del museo y que desde el Ministerio ya se ha solicitado a la empresa explicaciones y documentación sobre la situación del citado equipo.

La Subdirección General de Museos Estatales ya anunció tras este suceso que dotaría a todos sus centros con equipos DEA (desfibrilador externo automático) homologados, aunque su instalación no fuese obligatoria.

COMPARTIR: