DECISIÓN DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

El crimen del ferretero ya tiene sentencia en Ciudad Real: 20 años de cárcel para el acusado

Ioan C.M., a la derecha, ha sido condenado a 20 años de cárcel Ioan C.M., a la derecha, ha sido condenado a 20 años de cárcel

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a Ioan C.M. a 20 años de cárcel por dar muerte a hachazos a un conocido ferretero de Miguelturra (Ciudad Real), después de que un jurado popular le consideró culpable de un delito de asesinato.

La sentencia dada a conocer este viernes y consultada por Efe, también considera a Ioan C.M. autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir sin carné, a la pena de seis meses de prisión.

En concepto de responsabilidad civil, la sentencia también contempla que indemnice con 52.500 euros al padre de la víctima y con 20.000 euros a cada uno de los hermanos del fallecido, más el interés prevenido en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

La sentencia, que ha sido notificada a las partes, puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, en el plazo de diez días.

La Audiencia Provincial de Ciudad Real, conforme al veredicto del jurado, ha declarado terminantemente probado que el condenado, sobre las 18:00 horas del 7 de febrero de 2019, inició un viaje a bordo de un vehículo marca Citroën modelo C5, por la carreta CM 420 de la localidad Herencia (Ciudad Real), en compañía del ahora fallecido.

Durante la referida conducción, el acusado inició una discusión con su acompañante, en el marco de la cual, detuvo el vehículo bruscamente en un camino particular ubicado a la altura del punto kilométrico 40,600 de la carretera CM-420 y le propinó varios golpes en la cara.

A continuación, el acusado salió del coche, se dirigió a la puerta del copiloto, sacó a la víctima del vehículo por la fuerza y continuó propinándole múltiples golpes en la cara y en el resto de la cabeza, quedando inconsciente.

Inmediatamente después, mantiene la sentencia, el acusado subió a la víctima al vehículo y lo condujo a toda velocidad por el camino rural Paraje de la Calceta y Cañada del Pito, y se detuvo a la altura de un olivar, donde sacó del vehículo a la víctima, quien seguía en estado de inconsciencia, la arrastró hasta el olivar, colocó su cuerpo en posición horizontal detrás de un olivo, cogió una hachuela que se hallaba en el vehículo y, con el fin de causarle la muerte, le asestó más de 15 hachazos en el cuello con gran fuerza y violencia, pues le fracturaron las vértebras cervicales.

El hombre murió de forma instantánea.

El acusado compareció, voluntariamente, ante la Comisaría de Policía Nacional de Ciudad Real, informando de lo acontecido y del lugar donde se encontraba el cuerpo sin vida del fallecido, conduciendo sin permiso o licencia para conducir.

Compartir