YA HAN SIDO DETENIDOS LOS TRES AGRESORES

Le dan una paliza en Alcázar, escapa, le vuelven a pegar y le roban 1.000 euros y el móvil

Pedanía de Cinco Casas
Pedanía de Cinco Casas

Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Comisaría de Alcázar de San Juan, han detenido a tres jóvenes como presuntos autores de un robo con violencia e intimidación. 

Según una nota de prensa de la Policía, los hechos ocurrieron en la pedanía de Cinco Casas (Alcázar de San Juan), cuando la víctima se dirigía a su domicilio y se cruzó con un vehículo de color oscuro del que se bajaron tres personas y, sin mediar palabra alguna, comenzaron a propinarle golpes tanto en la cara como en el estómago. Una persona que estaba próxima al lugar y escuchó los gritos, intervino para recriminar a los agresores su actuación y tratar de detener la agresión, momento que aprovechó el agredido para huir. 

En el trayecto a su domicilio se volvió a cruzar con los agresores, que bajaron del vehículo para continuar agrediéndole. En un momento dado, uno de los ellos le arrojó un gato hidráulico, alcanzándole en el tobillo izquierdo y haciéndole caer al suelo, momento que aprovecharon para quitarle el teléfono móvil y 1.020 euros que llevaba en el bolsillo. 

La investigación policial consiguió localizar y detener a los presuntos autores, resultando que uno de ellos era menor de edad. 

La Policía Nacional aconseja: 

1.      En estos casos se recomienda no enfrentarse nunca a los delincuentes y llamar lo antes posible a la Policía (091).

2.      Tanto si es víctima, como si es testigo de un delito, hay que tratar de recordar toda la información que sea posible sobre el hecho y los autores para, posteriormente, facilitársela a la Policía.

3.      En caso de que se disponga de sistemas de grabación, se aconseja revisar con frecuencia su funcionamiento, ya que las imágenes no sólo facilitan la identificación de los delincuentes, sino que pueden ser disuasorios.

4.       Es recomendable no portar grandes cantidades de dinero encima, ya que los amigos de lo ajeno siempre están vigilantes.

COMPARTIR: