PAGE PIDE A SÁNCHEZ GESTIONAR EL REGRESO A CLASE

Máxima preocupación en Castilla-La Mancha por la vuelta al cole: "Es imposible acoger a todos los chavales"

José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente de Castilla-La Mancha, este domingo en el Palacio de Fuensalida (Foto: JCCM) José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente de Castilla-La Mancha, este domingo en el Palacio de Fuensalida (Foto: JCCM)

El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha mostrado muy crítico con el decreto-ley sobre la nueva normalidad tras el coronavirus que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene previsto aprobar este martes y le ha pedido que "reflexione y sea pragmático" pues "no es lógico" que ahora "se puedan compartir piscinas, terrazas, playas y autobuses" pero en septiembre la vuelta a las aulas se tenga que hacer manteniendo las distancias, "lo que hace imposible acoger a todos los chavales" y obligará a instalar barracones.

Así lo ha manifestado el vicepresidente castellano-manchego, José Luis Martínez Guijarro, que ha comparecido en rueda de prensa este domingo para informar de la décimotercera reunión que el presidente del Gobierno central ha mantenido con los autonómicos, en la que ha insistido que "no es lógico que en los colegios se exijan unas medidas que no se exigen fuera".

"No es lógico que en el transporte público se pueda ir chaval con chaval pero en las aulas sea necesario mantener distancias. Esto obliga a las comunidades a competir por contratar barracones en septiembre y no es justo para los chavales, los padres o los docentes. No podemos estar todo el verano compartiendo espacios y pretender que en septiembre en las aulas no se tenga una situación similar", ha dicho.

Y es que el número 'dos' del Ejecutivo castellano-manchego ha insistido en que para poder garantizar la distancia entre los alumnos sería necesario instalar en los colegios barracones o establecer un sistema de alternancia del alumnado en las aulas, que supondría una distorsión para el funcionamiento de las familias.

Martínez Guijarro ha insistido en pedir al Ejecutivo central que sea "realista" y reflexione antes de fijar en un decreto ley todas estas exigencias, dado que la actual situación sanitaria es la previsible para septiembre. "Otra cosa es que haya un rebrote, donde no cabe discusión alguna", ha precisado.

Por ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido al central participar de "forma estrecha" en la elaboración de determinados criterios a la hora de redactar ese decreto-ley, pues considera que tiene que seguir existiendo coordinación nacional más allá del estado de alarma mientras perdure la situación sanitaria.

Page pide evitar los dramatismos

En la misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido al Gobierno del Estado que deje a las comunidades autónomas gestionar la vuelta a las aulas, defendiendo que son las administraciones regionales las que mejor conocen su sistema educativo y mejor lo pueden adaptar a la realidad.

En una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press, García-Page ha considerado "curioso" que el Gobierno "se esté dando mucha prisa" con la desescalada, algo que le parece bien, ha dicho, mientras que con la vista puesta en septiembre se esté poniendo "dramático" de cara al comienzo del curso. "Llama la atención. Se da rienda suelta a la vida, se dice que en el metro se puede ir juntos y nos seguimos poniendo dramáticos con el comienzo del curso", ha criticado.

En esta línea, ha reparado en que este verano los niños podrán estar juntos en la playa o en un cumpleaños, por lo que se ha preguntado por qué hay que "ponerse nervioso" al pensar en el regreso a las aulas.

Compartir