15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOLA MORENO FUE CESADA EN CIUDAD REAL

Una directora "incómoda" denuncia "sueldos desorbitados" en Cruz Roja Castilla-La Mancha

La expresidenta de Cruz Roja en la provincia de Ciudad Real, Lola Moreno, que hace unos días fue cesada de su cargo por el presidente regional, Jesús Esteban, ha denunciado hoy la existencia de sueldos desorbitados que no se corresponden con una organización humanitaria.

Moreno, que hoy ha convocado a los medios de comunicación para dar su versión sobre los motivos de su cese, que la organización justificaba hace unos día en la "pérdida de confianza" que se había producido, ha señalado que las verdaderas razones que le han llevado a su cese ha sido las denuncias que venía realizando a nivel interno sobre la formas de gestión de la organización y la falta de transparencia que existía.

Una actitud, ha recordado, que ha molestado a algunos técnicos y trabajadores de Cruz Roja, que en su opinión, son los que realmente tienen el mando y los que estarían detrás de recibir estos importantes salarios, junto con los que reciben otros miembros de la organización a nivel regional.

"Les he sido incómoda y por eso me han echado", ha comentado la expresidenta de esta organización en Ciudad Real, que ha lamentado el trato que están recibiendo los voluntarios, que se encuentran "desamparados" frente a los altos sueldos que reciben sus dirigentes.

Arropada por voluntarios, amigos y miembros de organizaciones sociales y políticas de la ciudad, Lola Moreno ha recordado que su cese se le comunicó por carta, "con una indiferencia impropia de una entidad que tiene en la humanidad uno de sus principios".

Y ha lamentado que tras 45 años de trabajo voluntariado, la hayan tratado con "tanto desprecio y frialdad".

Una opinión "incómoda"

En su opinión, ella ha resultado incómoda porque ha cuestionado muchas cosas y porque ha pedido papeles a los altos cargos remunerados de la provincia que sabían que les eran incómodos.

En concreto, ha apuntado que solicitó un listado de los trabajadores de la provincia y su salario, "incluyendo los de la secretaria provincial y del coordinador". La petición la realizó el 13 de abril y el 20 del mismo mes fue cesada.

Moreno ha denunciado la desigualdad salarial en el seno de esta organización, en la que "unos trabajadores que cobran entre 900 y 1.000 euros al mes, mientras otros perciben sueldos desorbitados para una institución humanitaria".

Como respuesta a este cese han presentado su dimisión vicepresidentes provinciales, el responsable provincial de igualdad, el responsable provincial de cooperación internacional, seis vocales del comité provincial y responsables de los talleres de mayores.

La expresidenta de la organización humanitaria también ha denunciado que campañas de captación de socios como la que lleva a cabo la empresa Wesser también habían sido denunciadas por ella, por tratarse de una empresa que como han denunciado algunos sindicados "explota a sus trabajadores".

Tras el cese de Lola Moreno, Cruz Roja ha nombrado como coordinador de la organización en Ciudad Real a Jesús Rodríguez Ángel, trabajador de Toledo que ocupará este cargo hasta que se produzca un nuevo nombramiento. 

El presidente lo niega

Por su parte. el presidente de Cruz Roja en Castilla-La Mancha, Jesús Esteban, ha negado que haya sueldos "desorbitados" en la organización, como ha criticado la expresidenta provincial en Ciudad Real, y ha asegurado que los salarios están publicados en los boletines oficiales de cada provincia.

En declaraciones a Efe, Esteban ha respondido a la denuncia de la expresidenta de Cruz Roja en Ciudad Real, Lola Moreno, que el motivo por el que ha sido cesada no es la "pérdida de confianza", como se ha indicado desde la organización, sino sus denuncias internas sobre las formas de gestión y la falta de transparencia.

El presidente regional ha indicado que Moreno era la portavoz de Cruz Roja Ciudad Real hasta el día del cese y decía que "todo era maravilloso" dentro de la organización, pero a partir de ese día dice que "todo es catastrófico", con lo cual "una de dos: o mentía antes o miente ahora", ha recalcado.

Asimismo, Esteban ha afirmado que si todo lo que ha dicho fuera cierto "la única responsable es ella, porque los presidentes somos los responsables de lo que pasa en nuestro ámbito territorial".

Esteban ha explicado que según el funcionamiento interno de Cruz Roja, los presidentes son voluntarios y "no cobramos nada", ha recalcado, y a los voluntarios solo les pagan los gastos que producen su acciones, como la gasolina si viajan en coche.

En este sentido, ha negado también el "maltrato" a los voluntarios, y ha asegurado que no ha habido ni una sola denuncia o queja y que, además, se involucran en la organización una media de siete u ocho años de permanencia.

En todo caso, ha asegurado que la organización cuenta con los cauces pertinentes para resolver cualquier problema en el momento en el que se produzca, y para ello existe una Comisión de Garantías y Deberes que vela por el cumplimiento de las normas e impone las sanciones correspondientes.

Sueldos

Respecto a los sueldos, el presidente regional de Cruz Roja ha insistido en que los voluntarios no cobran y ha incidido en que el personal laboral tiene un convenio por cada provincia y se publican los sueldos por categorías en los boletines oficiales provinciales.

Esteban no entiende que Moreno diga que desconoce los sueldos porque "si ella no firmaba cada mes, no cobraría nadie", ha dicho.

Del mismo modo, ha afirmado que hay dos puestos directivos que no están en convenio -la secretaria y el coordinador- y que tienen dedicación total a su puesto, cuyo salario se aprueba en los presupuestos anuales.

De todos modos, ha considerado que los sueldos de los directivos están por debajo de la media de lo que cobran profesionales de este tipo, y de hecho ha agregado que en más de una ocasión se han ido a otras organizaciones para cobrar más.

En relación a la transparencia, el presidente regional de la organización humanitaria ha resaltado que las cuentas de Cruz Roja están publicadas en un portal de transparencia en internet y se someten a auditorías externas e internas "constantes", además de que la memoria anual también recoge los datos económicos y los presupuestos.

"No tengo nada contra ella (Moreno), hasta le tengo cierto cariño, ha trabajado pero ha hecho otras cosas en las que yo no estaba de acuerdo. Le he intentado corregir y ha seguido sin hacerme caso; estamos en un sistema presidencial y cuando se produce pérdida de confianza, a veces hay que tomar estas decisiones", ha sentenciado.

Y ha recordado que ella hizo lo mismo hace unos meses y cesó al presidente local de Ciudad Real por los mismos motivos y artículos que ahora se han argumentado. 

COMPARTIR: