EN HONOR A LA VIRGEN DE LAS CRUCES

Daimiel suspende sus fiestas patronales, que se iban a celebrar del 1 al 5 de septiembre

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel

El alcalde de Daimiel (Ciudad Real), Leopoldo Sierra, acompañado de la concejal de Festejos, Alicia Loro, ha confirmado este jueves la cancelación de la Feria de septiembre que organiza el Ayuntamiento en honor a la patrona de la localidad, Nuestra Señora Virgen de las Cruces, del 1 al 5 de septiembre.

El Consistorio que administra Sierra ha decidido anteponer la seguridad ciudadana y sanitaria a cualquier otro contexto social y económico, asegura el Ayuntamiento, evitando así generar circunstancias que puedan favorecer un brote de COVID-19 en Daimiel.

El regidor municipal informó que tan sólo se celebrará la función del día 1 de septiembre, bajo la fórmula permitida por la normativa de la autoridad sanitaria competente. En este sentido, también reseñó que se mantendrán ese primero de mes y el día 4 de septiembre como festivos locales.

La decisión se adopta, según el Consistorio, después de ver todas las opciones y alternativas posibles y la magnitud de riesgos que pueden implicar las aglomeraciones de personas sin saber cómo va a evolucionar la situación respecto a brotes por coronavirus.

“Es muy triste anunciar la suspensión de una de las semanas más alegres del año en la Daimiel, que, además, representa un importante empuje social, económico y turístico para la localidad”, ha asegurado el alcalde, que ha añadido que “se ha tenido que dar el paso y asumir esta responsabilidad anteponiendo la seguridad de todos los daimieleños y de las personas que visitan la localidad durante la Feria”.

Mientras tanto, la hermandad de Nuestra Señora Virgen de las Cruces ha transportado en vehículo la imagen de la Patrona desde su Santuario hasta la iglesia de San Pedro, con el ánimo de facilitar su devoción en Daimiel. En la actualidad, la regulación limita el aforo al 75 por ciento en los lugares de culto y, sobre todo, no se permite la utilización del exterior del edificio o vías públicas para actos de culto.

El presidente de la hermandad, Paulino García de la Camacha, ha indicado que, una vez en Daimiel, la Virgen permanecerá en la parroquia de San Pedro durante todo el mes de julio y en Santa María hasta el momento de volver a su Santuario. Los fieles podrán visitar a la Patrona de lunes a sábado en horario de mañana (de 10:00 a 13:00 horas) y de tarde (de 19:00 a 21:00 horas).

A pesar de la suspensión de las actividades municipales de Feria y Fiestas, García de la Camacha ha indicado que sí se celebrarán los actos litúrgicos como el novenario de agosto y la función en honor a la Patrona del 1 de septiembre, siempre con las medidas de seguridad que se establezcan en ese momento.

Compartir
Update CMP