COMENZARÁ MEDIADA LA PRÓXIMA LEGISLATURA

La hoja de ruta del PSOE para suceder a Page como líder del partido en Castilla-La Mancha

Emiliano García-Page. Foto: Óscar Huertas
Emiliano García-Page. Foto: Óscar Huertas

El diputado regional del PSOE y presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, opina que el proceso de sucesión de Emiliano García-Page al frente del PSOE de Castilla-La Mancha podría arrancar a mitad de legislatura una vez que se haya normalizado la situación política en la región y haya bajado la "inflamación".

En una entrevista concedida a Europa Press, Vaquero ha explicado que el sucesor de García-Page saldrá tras la celebración de unas primarias. "Quienes van a hablar no son los dirigentes del partido, sino los militantes", ha declarado el socialista, quien ha recordado lo sucedido en el PP, donde Soraya Sáenz de Santamaría era la apuesta del expresidente del PP Mariano Rajoy, y luego salió Pablo Casado, "que era el candidato de Aznar".

Preguntado por la posibilidad de que el 'sanchismo' se haga con el control del PSOE de Castilla-La Mancha en una hipotética derrota de García-Page en las urnas, Vaquero se ha mostrado convencido de que el PSOE va a obtener "mejor resultado" que cualquier otro partido en la región. "Nosotros estamos creciendo poco, pero no hay nadie que nos quite votos. Habrá un PSOE muy votado en Castilla-La Mancha", ha asegurado.

Sobre si García-Page se plantearía dar el salto a nivel nacional si Sánchez no consigue revalidar el Gobierno, Vaquero ha señalado que el presidente de Castilla-La Mancha "no va a tener tiempo" porque va a estar "cuatro años dedicado a Castilla-La Mancha". "Él tiene en la cabeza terminar el proyecto que inició hace cuatro años, lo hizo también siendo alcalde".

Dicho esto, ha apuntado que, al igual que Susana Díaz, Sánchez seguirá en Ferraz "por muchas especulaciones que existan". "Habrá que ver cómo evoluciona el partido" y ver los resultados, ya que "un desastre electoral condiciona las decisiones que se adopten", recordando cómo a Joaquín Almunia "no le quedó más remedio" que asumir la derrota y dimitir.

"Si alguien pierde las elecciones estrepitosamente, mi consejo es que esa misma noche, ese alguien, decida decir: 'Muchas gracias, ya nos veremos", ha indicado.

Page y su liderazgo nacional

Una vez que García-Page concluya su segundo mandato al frente de Castilla-La Mancha, en el caso de que revalidara el Gobierno, el también presidente de las Cortes ha afirmado que "en política están todas las puertas abiertas siempre y cuando tengas el liderazgo". "Emiliano tiene la suficiente capacidad de liderazgo para, una vez acabados sus cuatro años aquí, que los va a terminar, buscar fórmulas para encajar ese liderazgo en política".

"¿Cómo estará la política dentro de cuatro años? Ahora mismo en la situación económica, social y política de este país es muy difícil predecir lo que va a pasar a las tres de la tarde", ha incidido.

Vaquero ha recordado que a García-Page "le benefició mucho" en su día que se especulase con la posibilidad de que fuera a optar a la Secretaría General del PSOE porque "le dio imagen en Castilla-La Mancha". "Emiliano no era conocido como líder nacional en Castilla-La Mancha" y cuando desde los medios de Madrid se le vio con posibilidades nacionales, eso le benefició como candidato en Castilla-La Mancha.

"Le vino muy bien esa notoriedad y esa especulación. Pero nunca pasó por su cabeza ser alternativa. La alternativa era Susana o Pedro", ha dejado claro. Sobre el hecho de que García-Page jugara al despiste durante esa época, Vaquero ha dicho que el presidente regional es "muy inteligente" y "a él le venía bien adquirir notoriedad". "Difícilmente puedes ser líder si nadie te conoce ni te reconoce como líder", ha apostillado.

Dicho esto, Vaquero cree que García-Page ahora sí tiene un grado de conocimiento universal de lo que ocurre en el país, algo que le beneficia para cualquier objetivo político que se marque.

COMPARTIR: