BAILE ENTRE CIUDAD REAL Y ALBACETE

Las elecciones autonómicas de mayo llegan con un cambio en el reparto de escaños por provincias

Con la vigente ley electoral de Castilla-La Mancha que vincula a la población de sus cinco provincias el reparto de los 33 escaños a elegir en las elecciones autonómicas, la provincia de Ciudad Real podría perder un escaño en favor de Albacete, de manera que en ambas circunscripciones se dirimirían un total de 7 asientos en el Parlamento autonómico, según el análisis realizado por el diario La Tribuna a tenor del censo al cierre de 2018.

Esta coyuntura no inquieta a los principales partidos de Castilla-La Mancha, que en distintas comparecencias se han pronunciado ante esta posibilidad de cara a la cita con las urnas.

Primero ha sido la portavoz de Ciudadanos, Orlena de Miguel, quien ha apelado en rueda de prensa a no hacer "cálculos partidistas" a más de cinco meses de los comicios.

Ha puesto el acento en el "grave problema" de despoblación que sufre Castilla-La Mancha y que ahora repercute directamente en Ciudad Real con la pérdida de representatividad en la Cámara regional.

Otro problema, ha aseverado, es la corta ley electoral de Castilla-La Mancha que pone en juego sólo 33 diputados para más de dos millones de habitantes. Esta norma, aprobada en la pasada legislatura amparada en una modificación del Estatuto apoyada en solitario por las mayorías absolutas del PP en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento autonómico, "hace que provincias como Ciudad Real se vayan a ver ahora perjudicadas" con la pérdida de representatividad.

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael Esteban, ha considerado al respecto que tanto los electores de Ciudad Real como los de Albacete "sabrán distinguir" a qué partido hay que votar "para solventar sus problemas", sea cual sea la cifra de diputados a elegir.

"Los resultados los veremos en las urnas, pero el PSOE va a ganar en las dos provincias con solvencia", ha afirmado.

Su homóloga en el Partido Popular, Ana Guarinos, ha dicho por su parte que será el día 26, cuando se haga el recuento, el momento en el que se podrá valorar este extremo.

"Lo fundamental es lo que digan los ciudadanos, que son los que deciden el día de las elecciones. Pero estoy convencida de que el PP será el partido mayoritario al que voten", ha enfatizado.

De su parte, consultado por Europa Press, el secretario regional de Podemos, José García Molina, ha indicado que la cuestión no es tanto el criterio que se utiliza, que al final es un criterio demográfico establecido, "sino la propia injusticia y desproporcionalidad de la ley electoral que tenemos".

"Sabemos que tenemos la ley electoral menos representativa y menos proporcional de toda España y probablemente de toda Europa y creo que de esos problemas se derivan estos otros", ha señalado García Molina, que ha incidido en "cambiar la ley electoral para tener una ley electoral proporcionada y adecuada a la pluralidad de Castilla-La Mancha".

COMPARTIR: