0,9 MILLONES DE EUROS

Inversión de la Diputación de Ciudad Real para arreglar una de las carreteras que limita con Toledo

El Área de Infraestructuras de la Diputación de Ciudad Real, presidida por José Manuel Caballero, ha iniciado el proceso de licitación de obras, tal como aparece este viernes en el Perfil del contratante de la Institución provincial, en la carretera CR-7022, de Los Cortijos a Los Yébenes hasta el límite con la provincia de Toledo, un trazado que constituye una salida natural de la zona noroeste del territorio ciudadrealeño hacia la N-401, que comunica con Toledo y Madrid. El presupuesto de licitación de esta obra asciende a 915.509'68 euros.

La Diputación viene programando una serie de actuaciones en las carreteras que pertenecen a la Red Provincial que tienen que ver, al margen de obras puntuales para resolver problemáticas concretas, con la conservación y refuerzo del firme de distintas vías, adecuación de los márgenes y renovación total de la señalización vertical y horizontal, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

La actuación sobre esta carretera, que es necesaria por el estado que presenta la vía, responde al compromiso que adquirió el presidente de la Diputación en mayo del año pasado, durante la campaña electoral de las elecciones municipales de 2019.

Se trata de intervenir en un tramo de 5,94 kilómetros, que en la actualidad presenta un ancho variable de entre cinco y cinco metros y medio. Presenta deficiencias tanto en el estado del firme como en la regularidad superficial del mismo y con la intervención proyectada se pretende aumentar el ancho de la calzada hasta los 6,25-6,50 metros. Se dejará dispuesta, además, una berma de seguridad de zahorra artificial de 0,50 metros en cada margen.

La actuación que se llevará a cabo tras la adjudicación de la obra incluye la limpieza y apertura de cajeos laterales para el posterior relleno de zahorra en las bermas; y la adecuación del drenaje tanto longitudinal como transversal de la vía.

Como parte principal del proyecto figura la ejecución del refuerzo del firme, con dos capas de mezclas bituminosas en caliente de 2,5 y 4 centímetros respectivamente, en todo el ancho de la carretera, una vez compactadas. También se repondrán todos los accesos con la finalidad de que estén debidamente homologados, garantizando así las incorporaciones del tráfico en condiciones de seguridad.

En definitiva, con la totalidad de estas actuaciones programadas se pretende mejorar la regularidad tanto longitudinal como transversal de la carretera en el tramo que pertenece a la provincia de Ciudad Real, con el objetivo de incrementar notablemente la comodidad al volante y la seguridad vial.

Compartir