RECAS

Piden a Page que expulse a un alcalde toledano que será juzgado por un presunto delito

José Julián Gregorio, en el centro, durante su visita a Recas (Toledo) José Julián Gregorio, en el centro, durante su visita a Recas (Toledo)

El presidente del Partido Popular de Toledo y senador José Julián Gregorio ha reclamado al presidente de la Junta de Comunidades y líder de los socialistas castellano-manchegos, Emiliano García-Page, que exija al alcalde de Recas, Eliseo Ocaña, su dimisión o que lo expulse del PSOE, pues va a ser juzgado por prevaricación junto con otras dos concejalas de UCIN y Ciudadanos que forman parte de la actual Corporación municipal.

Así lo ha manifestado Gregorio en la visita que ha realizado recientemente a esta localidad toledana, donde se ha reunido con la portavoz del PP, Laura Fernández, y los concejales 'populares', acompañado también de la secretaria general del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Alejandra Hernández, y el coordinador provincial adjunto del PP, Miguel Ángel de la Rosa.

El presidente de los 'populares' toledanos ha denunciado que "Page está haciendo dejación de funciones en este asunto" y le ha pedido que, "ya que el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, se preocupa más de criticar a otros partidos que en poner orden en el suyo propio, que tome él las riendas del asunto y proceda a pedir la dimisión del alcalde de Recas, puesto que el juicio oral se va a abrir en pocas fechas”.

“No entendemos esta doble vara de medir que tiene el PSOE, que siempre pide a otros partidos que den ese paso y que cuando es en el PSOE donde tienen casos de prevaricación que además ya se van a juzgar, prefieren mirar para otro lado”, ha asegura Gregorio, quien ha advertido al presidente de Castilla-La Mancha de que “tome cartas en el asunto o estará siendo cómplice del mismo”.

El presidente provincial del PP ha recordado que tanto el alcalde de Recas como dos concejalas serán juzgados por prevaricación después de que el Juzgado de Instrucción nº 2 de Illescas haya visto indicios racionales de criminalidad en la aprobación de la moción por la que los acusados suprimieron el sueldo de la entonces alcaldesa, Laura Fernández, y segunda teniente de alcalde, así como las retribuciones del resto de concejales del Grupo Municipal Popular.

Compartir