QUE LES HAGAN UNA PCR SI HAN ESTADO AFECTADOS

Importante consejo a los dueños de perros para evitar la propagación del COVID-19

Una empresa valenciana recomienda a las personas que sospechen tener coronavirus o hayan pasado la enfermedad y tengan perros que realicen las pruebas PCR a sus mascotas y, además, destaca la necesidad de que se elabore un censo genético de la población canina para detectar eventuales trasmisiones de la COVID-19 de perros a humanos.

ADN Canino es la primera empresa que, en colaboración con Colegios de Veterinarios como el de Málaga, ha implantado en España un sistema de registro de mascotas a partir de su secuencia genética con fines preventivos y investigar los abandonos, el maltrato animal o identificar a infractores que dejan las heces de su mascota en la calle.

Según la veterinaria María del Rosario Montaner Signes, por el momento solo ha habido casos aislados de mascotas con la COVID-19 y siempre como portadores del coronavirus, no como transmisores por zoonosis, asegura la empresa valenciana en un comunicado.

"Por ello puede ser recomendable tomar medidas preventivas como las indicadas y hacer las pruebas PCR a los canes de personas que hayan pasado la enfermedad", ha indicado para recordar que el origen de la COVID-19 es una zoonosis y en el caso de las mascotas hasta ahora han sido los humanos los que han transmitido la enfermedad a los animales de compañía.

En el caso de que la prueba PCR diera positivo, Montaner Signes recomienda establecer un protocolo "similar al que seguimos con las personas: en este caso sería aislar y poner en cuarentena al animal".

Afirma que a pesar de que aún no existen evidencias de que la COVID-19 pueda transmitirse de perros a humanos, es posible controlar la secuencia genética de la población canina y practicar en las clínicas veterinarias pruebas preventivas de PCR a las mascotas de quienes sospechen que pueden estar contagiados o hayan superado la enfermedad.

También destaca que, más allá de que puedan transmitir la COVID-19 y de cómo prevenirlo, las heces de las mascotas en la vía pública "significan un problema de salud pública en sí mismo para los vecinos de las poblaciones que sufren la presencia de las deposiciones animales".

Compartir
Update CMP